Cómo aprovechar tus recursos si eres emprendedor

Durante todo este tiempo nos hemos dedicado a ayudar, asesorar a los emprendedores sobre cómo poner en marcha una idea de negocio, técnicas de creatividad para que las ideas fluyan y se conviertan en proyectos viables y de futuro, sobre cómo proteger y diferenciar tu marca ó sobre qué forma jurídica debería tener tu empresa. Pero, es cierto, tienes razón, con los tiempos que corren, hay que ser valiente para emprender, ponerse el mundo por montera y ser el que dirige tú destino: complicado, muy complicado, si no tienes recursos.

 

(imagen de http://end2endcoaching.es/ )

Desde este punto de vista, esta claro, que tener una idea que nadie haya tenido antes ayuda, pero también los recursos con los que un emprendedor cuenta son fundamentales para lograr el éxito. Nadie dijo que esto fuera fácil, pero si no lo intentas, nunca lo sabrás.

Navegando por Pinterest, hemos encontrado una infografía de @SeniorManager, o lo que es lo mismo, Pedro Rojas que analizaremos en las siguientes líneas de este post. La imagen, una pequeña guía que debes tener en cuenta si acabas de empezar, destaca algunos puntos:

  • Fundamental: buscar necesidades insatisfechas. Al igual que el fundador de McDonals encontró una necesidad “comida rápida”, tú también tienen que pensar en una necesidad que puedas resumir en una breve frase y ver el potencial que lleva dentro.
  • El networking, las relaciones personales y profesionales son vitales. Hazte ver, nunca sabes quién puede necesitar lo que tú puedes ofrecer así que utiliza todas tus armas para que tú tarjeta y tu número de teléfono lo tenga el mayor número de personas posible.
  • Encuentra a un socio tan comprometido como tú. Además, añadiríamos “y que tuviera las mismas expectativas profesionales y económicas”, pues será mucho más fácil que los dos trabajéis por el mismo camino y con el mismo compromiso. Y, si además, sois complementarios mucho mejor.
  • El que da primero, da dos veces. Un refrán que conlleva una “verdad como un templo”. Sigue de cerca a tus competidores, estúdialos, analízalos y conoce lo que hacen, eso sí, si eres más rápido que ellos, les llevarás ventaja, siempre y cuando el momento adecuado te acompañe.
  • Administras bien tus recursos porque es lo único que tienes. Por el momento, eres pobre. Sí, sentimos decirlo así, pero es la realidad. Acabas de empezar, y tu único recurso eres tú y tus bienes, por lo que debes tener cuidado al administrarlo porque no tienes más recursos. Aunque busques financiación, es lo que hay.
  • El plan C: ya no hablamos solo de un Plan B por si acaso. No, ten siempre guardada una tercera opción para casos de emergencia que se convierta en tu salvación en caso de que lo necesites.
  • Piensa en grande. Asume riesgos porque es la única manera de ganar y tener éxito. Si tu negocio tiene posibilidad fuera de tu ciudad no te cierres las puertas, ni las fronteras. Si tu idea y tu producto son buenos, lo sabrán reconocer en cualquier lugar del mundo ¿por qué no intentarlo si no tienes nada que perder?
  • No tengas miedo al fracaso. Los mejores emprendedores de la historia son los que han fracasado muchas veces, hasta que al final, les ha llegado el éxito. Inténtalo una y mil veces, no tienes nada que perder y si no sale bien, siempre te queda buscar empleo y volver a trabajar para otro; aún así, habrás salido ganando, la experiencia y lo que has aprendido no te lo va a quitar nadie, y seguro, que tu espíritu emprendedor te va a ayudar allá donde vayas.
  • Recicla tus conocimientos, fórmate y no te duermas. Sabemos que es duro emprender, que uno tiene mil cosas en la cabeza, pero no dejes de formarte, de especializarte y de seguir en la punta del Iceberg. Con internet y las nuevas tecnologías es mucho más fácil estar al día y mantener la mente abierta a cualquier novedad te ayudará con ello.
  • Difunde tu mensaje. Al principio querrás hacerlo todo tú mismo (por abaratar costes) pero, en cuanto tengas ocasión, déjalo en manos de profesionales. Actualmente hay muchos community managers, freelance, consultores de comunicación que te ayudarán a enfocar el plan de marketing y comunicación de tu empresa además de planificar tu presencia en las redes sociales.
  • Ten capacidad de adaptación. Los tiempos cambian rápido y tu pequeño negocio tiene que ser capaz de adaptarse a las nuevas necesidades que tus clientes y potenciales clientes tengan. No te quedes estancado, innova y busca nuevas formas de ser más competitivo en tu sector.
  • Pide ayuda cuando lo necesites. No estás solo y además de tus familias y amigos también hay un montón de instituciones y organismos como nosotros dispuestos a formar parte de tu vida.

Por si todo esto no ha quedado del todo claro, os dejamos la infografía de @SeniorManager que lo deja bien sintetizado.

Si te ha gustado este post ¡compártelo! y suscríbete para que te lleguen todas las actualizaciones.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *