Cada uno llega hasta donde quiere llegar

La semana pasada estuvimos en una nueva edición de Iniciador La Rioja. En esta ocasión, especial, contamos con María Gómez del Pozuelo (podéis encontrarla como @mgdelpozuelo en la red social de Twitter) CEO de Womenalia, la primera red social mundial para mujeres profesionales.

Womenalia-María-Gómez-del-Pozuelo-en iniciador La Rioja

En la sala no cabía un alfiler. Todas las sillas ocupadas y mucha gente en pie. Caras de expectación, mucha expectación. María, creemos, cumplió con las expectativas de todos los espíritus emprendedores presentes en la sala.

La “Im-prendedora” como ella misma se definió, madre de tres hijos, víctima del padel y que vive para trabajar, nos transmitió la pasión por el proyecto de su vida, lanzado en el 2011, actualmente con un equipo de 24 personas y más de 200.000 usuarias. En 2013 abrirán en USA, después vendrán México, Perú y Colombia.

¿Cómo se consigue? Liderando un equipo extraordinario y ayudando para que las cosas sucedan. Y eso es lo que también queremos en Emprenderioja. Ayudar a los emprendedores para que las cosas sucedan. Queremos dar formación, asesoramiento en un plan de negocios viable, espacios de coworking donde los emprendedores puedan desarrollar sus ideas, viveros de empresas donde aceleren sus iniciativas tecnológicas, ayudas, subvenciones, financiación… queremos que las cosas sucedan, las ideas se conviertan en negocios y que nuestros emprendedores crezcan y se coman el mundo.

Pero… ¿es posible emprender y partir de cero cuando vienes de una multinacional con un equipo de trescientas personas a tu cargo? Sí, lo es. Es posible viniendo de una persona abierta, ambiciosa y con ganas de ayudar a los demás. Es posible con una persona capaz de innovar en las empresas desde fuera de ellas. Es posible viniendo de una “imprendedora” como María.

Empezar de cero es duro: problemas, falta de financiación, jornadas de trabajo de 14 horas, desmotivación, estrés… pero compensa. La perseverancia y tener claro dónde quieres estar profesionalmente dentro de cinco años son las claves del principio. Perfeccionismo, trabajo duro, sentido común… mmmm… parece fácil, solo hay que intentarlo, pues cada uno llega hasta donde quiere llegar. Cuando haces lo que te gusta desaparece el estrés y la ansiedad, por eso, convertir los muros de tu castillo en tu pasión y algo con lo que disfrutes hará más fácil llegar a la cima y conseguir que aprendas a bailar bajo la lluvia.

Si te ha gustado este post ¡compártelo!

 

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *