Cómo hacer marca personal

¿Qué haríais si con 50 años, después de trabajar en una multinacional de éxito, os viérais de pronto fuera de ella?, ¿cómo os sentiríais? Bien, pues en esa situación me vi yo en 2009. Os adelanto que el final fue feliz. Hoy os voy a contar la historia de cómo creé mi marca personal, que me ha llevado hasta donde estoy ahora, pero antes estaría bien que aclaráramos qué es la marca personal:

diferenciación marca personal

Brevemente podemos definir la marca personal como la impronta personal de cada individuo, su capacidad para diferenciarse, causar buena impresión en los demás y transmitir confianza y honestidad. A los profesionales, nos sirve para nuestro desarrollo laboral.

¿Cómo podemos crear una marca personal desde el principio? Bien, ante todo aclarar que la creación de marca es un proceso largo basado en la coherencia y en herramientas como el coaching, el marketing, la imagen, la comunicación o el protocolo. Para empezar, podemos decir que primero tenemos que conocernos a nosotros mismos. Hay un importante proceso de autodescubrimiento.

Definir primero quiénes somos, hacia dónde queremos ir, cuáles son nuestras limitaciones o nuestro potencial. Es como cuando somos pequeños y nos preguntan “qué queremos ser de mayores”. Yo mismo me lo pregunté cuando salí de mi multinacional. Fue entonces cuando llegué a la conclusión de que quería crear mi propia consultora y ayudar a los demás a través del coaching. Ahora, oriento a las profesionales en ese camino.

Al iniciar mi proceso de marca personal, me di cuenta de que necesitaba una mejora de mi imagen personal. No es que de pronto me quisiera convertir en Brad Pitt, pero sí necesitaba a alguien que me aconsejara sobre cómo vestirme para cada ocasión.

Un profesional se pasa la vida en reuniones, comidas, cenas.. y necesita saber qué ponerse, qué le favorece….

Pero mi proceso de personal branding no había terminado con la ropa, porque luego vino el marketing. Ya sabéis que ahora el marketing no solo se aplica a los productos sino también a las personas, respetando las características maravillosas de cada ser humano. Me di cuenta de que necesitaba publicitarme como consultor. Tenía buenos contactos, mucha experiencia, valores que ofrecer pero ¡nadie lo sabía! Contraté a una consultora de marketing para crear la “Campaña de Manu Alber”. Personalizamos todo en mi imagen y mi nombre. Creamos presentaciones, tarjetas y diseñamos una estrategia en redes sociales. Al principio era reacio pero ahora soy un enamorado de Linkedin y de mi blog profesional, donde comparto mis conocimientos, hago networking… Soy 2.0.

Además de todo lo dicho, también hay que entrenar habilidades básicas de la vida de un profesional como la capacidad para expresarse en público. He aprendido de protocolo para saber comportarme en cada situación y cultura… En definitiva, como os decía, el proceso de marca personal es largo y muy productivo. Después de crear mi propia marca personal y comprobar el éxito que me había traído en forma de buenos contactos y clientes, decidí ayudar a los demás a crear su propia marca. Y en ello sigo.

Autor: Manu Alber de la Rica

Si te ha gustado ¡compártelo!

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *