Factores que entorpecen tu productividad

Hoy en el blog de Emprenderioja queremos hablar sobre productividad, pues, es el día a día en una empresa o para un emprendedor. Al igual que otros, buscan el “agua de la eterna juventud”, los emprendedores buscan la productividad pues los días tienen las horas que tienen y tenemos que sacarles el mayor partido posible.

multitarea

Foto: Eureka-Startups.com

Según el Blog Salmón, la productividad se define como la cantidad de producción de una unidad de producto o servicio por insumo de cada factor utilizado por unidad de tiempo. Por tanto, mide la eficiencia de producción por factor utilizado, que es por unidad de trabajo o capital utilizado.

En otras palabras es encontrar el punto exacto entre trabajadores, maquinaria y recursos económicos que utilizamos para optimizar la producción de productos o servicios.

Tras tratar con muchos emprendedores a lo largo de estos años, vemos errores que impiden que muchos de ellos sean productivos y que comenten errores reincidentes que de forma constante les hace errar en la productividad de su empresa por ello, algunos de estos consejos pueden ayudaros:

  • Las reuniones mejor al principio que al final de la jornada. Al finalizar el día son poco productivas pues las cualidades clave que necesitas tener “despiertas” durante la reunión van disminuyendo. La concentración y la capacidad de atención no son las mismas al levantarte que al final de día.
  • Horarios no flexibles. Que los trabajadores puedan conciliar su vida personal y laboral es un factor clave a la hora de aumentar su motivación e implicación con la empresa y los horarios flexibles conseguirán que los trabajadores optimicen su tiempo al máximo.
  • Comidas demasiado largas: Es fundamental que la relación profesional y personal con los clientes quede totalmente clara y los temas de trabajo no deben convertirse en una charla entre amigos.
  • Falta de promoción en la empresa. Es importante que las empresas motiven a sus empleados para que estos sean más productivos y la promoción en la misma es una buena manera de conseguirlo. Mantenerlos siempre en el mismo puesto de trabajo es un gran muro para su motivación pues en muchos casos buscan asumir nuevos retos, responsabilidades y por qué no, un aumento de sueldo.
  • Jornada de trabajo mayores de diez horas. La idea no es trabajar más sino, de gestionar mejor el tiempo dentro de tu jornada laboral. Lo de hacer horas extras solo para que al empleado lo vea el jefe ya no funciona.
  • Dejar de lado las videoconferencias. Con las nuevas tecnologías, es muy fácil ahorrar tiempo y dinero para ahorrar costes, tiempo y desplazamientos innecesarios. Algunas herramientas como Skype o los Hangouts de Google + son gratuitas e ideales para realizarlas.
  • Bajas por enfermedad en exceso. Cuando un trabajador tiene un nivel de exigencia demasiado alto, puede acabar con excesivas bajas por estrés o depresión, lo que significa una disminución de la productividad laboral.
  • Equipos obsoletos. No hay nada que sea menos productivo que contar con un equipo (ya sea informático o de otra índole) que no esté adecuado para poder trabajar. Adaptarse a los nuevos tiempos, tecnologías y TICs harán ganar tiempo, capacidad productiva y mucha paciencia a los trabajadores a la hora de gestionar su tiempo.
  • Ir en pareja a todas partes. Aunque la empresa tenga dos socios, hay que repartir las tareas. No es necesarios que a todas las reuniones a no ser que cada uno aporte algo distinto a la misma.

¿Empezamos por probar alguno de estos consejos y nos cuentas el resultado?

Fuente: Infografía de Castilla y León Económica.

Si te ha gustado ¡compártelo!

 

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *