Protege tu reputación en la red

¿Qué puedo hacer para evitar los comentarios o informaciones negativas sobre mi persona en internet?

reputacion online

En la red se acumula todo tipo de información: actual, desfasada, positiva, negativa, incluso en algunos casos injuriosa. Si tecleando tu nombre en un buscador aparecen comentarios o informaciones negativas que pueden perjudicar tu derecho a la intimidad e imagen o bien información que, aunque cierta en su momento, está totalmente desfasada y sin ningún interés (imagínese, una sanción administrativa ya cumplida), debes saber que la Ley te ampara a exigir su retirada.

¿A quién me dirijo?

Hay dos posibilidades, que pueden ejercitarse al mismo tiempo. Puedes dirigirte directamente a la página web donde está publicada la información que crees perjudica tu imagen o bien (y esto es novedoso) dirigirte al buscador. O a los dos sitios al mismo tiempo.

Información publicada en la web de origen

Si te diriges a la web de origen de la información puedes pedir la cancelación de esa información negativa por vulnerar tus derechos.

El titular de la página está obligado a su cancelación. Si tu petición no es atendida o se retrasa en el tiempo puedes comunicarlo a la Agencia Española de Protección de Datos, que iniciará el correspondiente expediente con imposición de sanción, o bien directamente a los Tribunales para que un juez ordene a retirar esa información y que se indemnice por los daños y perjuicios que hayas podido sufrir.

La obligación del buscador…

Desde hace unos meses, como consecuencia de una sentencia dictada por el Tribunal de Justicia Europeo, puedes exigir la cancelación directamente al buscador.

Si lo exiges, el buscador está obligado a eliminar el enlace para el acceso a la información de la web de origen, de tal forma que cuando se haga la búsqueda por tu nombre, no sea visible dicha información.

Es decir, no desaparece la información de la web de origen, sino que solo se bloquea el acceso a los datos.

Al igual que hemos comentado en el apartado anterior, si el buscador no accede a la solicitud, puedes acudir bien a la Agencia Española de Protección de Datos que iniciará expediente y podrá sancionar al buscador.

O bien, el afectado puede demandar judicialmente al buscador y reclamar la indemnización que corresponda por daños y perjuicios. En España ya se ha dictado más de una sentencia en estos casos.

Lo más lógico parece ser atacar ambas vías simultáneamente y si no hay respuesta positiva, acudir a los tribunales.

¿Te ha gustado? ¡compártelo!

Fuente: Gil Gibernau

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *