Cómo influir y persuadir a tus clientes

¿Qué nos lleva a dar el sí? Algunas investigaciones han llevado a estudiar y a preguntarse durante más de sesenta años qué era lo que nos persuadía para dar una respuesta afirmativa. Y hay una ciencia que demuestra cómo persuadir, así que te enseñaros los seis factores universales que nos guían a tomar una decisión ¡Sigue leyendo!

persuasion de clientes

Reciprocidad: La obligación de devolver lo que has recibido de otros hace que muchas personas se sientan comprometidas para devolver la amabilidad. Según un estudio norteamericano, la propina de los camareros fue incrementada por los clientes un 3% al recibir unos caramelos de bienvenida en el restaurante a la hora de sentarse en la mesa.

Escasez: Las personas quieren más de lo que menos tienen. Cuando British Airways anunció que no continuaría volando dos veces al día en su ruta desde Londres a Nueva York, porque se había convertido en un vuelo poco económico, las ventas del día siguiente aumentaron. Nada había cambiado, pero el hecho de que la gente pensase que lo iba a hacer, resulto en la necesidad de querer algo que se iba a perder pronto.

Autoridad: Normalmente seguimos el consejo de los expertos porque nos aportan credibilidad y conocimiento. Los fisioterapeutas, por ejemplo, son capaces de persuadir a la mayoría de sus pacientes solamente con colgar en la pared todos los diplomas que han conseguido. Por lo tanto, es importante dar señales a los demás de nuestros credenciales, para crear autoridad y confianza y ser capaces de seducirlos eficazmente.

Consistencia: Se activa buscando y preguntando por pequeños compromisos al principio, que sabemos que podemos llevar a cabo. En una calle norteamericana, unas cuentas personas desplegaron una pancarta en el jardín frontal de su casa apoyando la conducción segura, debido a los accidente que había habido recientemente. El resultado fue, que días más tardes, numerosos vecinos de unas calles más allá hicieron lo mismo desplegando las consignas.

Agradar a los demás: Todo el mundo prefiere decir sí a algo cuando la persona que se lo propone es agradable, ¿verdad? ¿Pero qué causa que agrademos a otros?

Aprovechar para ser amables e intentar persuadir a nuestro potencial cliente antes de empezar ningún negocio, hará que éste esté más predispuesto a una respuesta positiva cuando el momento llegue.

Consenso: Las personas tendemos a mirar las acciones de los demás para poder determinar mejor las nuestras. Por ejemplo, los hoteles suelen dejar una tarjeta en los baños para animar a los clientes a no tirar la toalla de un solo uso a lavar, si no reutilizarla una vez más como hace el resto de clientes. Un 30% de quienes leyeron la tarjeta, reutilizaron las toallas.

En numerosas ocasiones, los principios de persuasión nos proporcionan un pequeño pero muy práctico comodín para desarrollar habilidades que nos ayuden a que nuestro negocio siga adelante.

¿Qué te ha parecido este post? ¿Cuáles son tus técnicas para captar clientes?

Si te ha gustado ¡compártelo!

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Un pensamiento en “Cómo influir y persuadir a tus clientes

  1. Miguel Angel

    Muy interesante articulo. La persuasión requiere un arte previo de conocer al otro de cara poder modelar el comportamiento propio. Estoy muy de acuerdo con los puntos que comentas para poder influenciar en los demás. Es muy importante ganar en confianza y para ello es fundamental conocer el mapa de la realidad que utiliza la otra personal de cara empezar utilizar sus mismos paradigmas y así poder conectar mejor.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *