Archivo de la etiqueta: asesoramiento

La habitualidad en el Régimen de Autónomos

Cuando un emprendedor inicia una aventura empresarial debe cotizar a la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA). Sin embargo, hay una excepción a esa regla que posibilita realizar una actividad por cuenta propia sin tener que pagar el RETA. Muchos emprendedores nos preguntan si es posible no pagar inicialmente el RETA porque sus beneficios van a ser escasos o incluso negativos. Vamos a trata de dar luz a este controvertido asunto.

habitualidad regimen autonomos

Regulación legal

Acudimos al Decreto 2530/1970, de 20 de agosto, por el que se regula el régimen especial de la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia o autónomos. En su artículo 2.1 podemos leer:

“1. A los efectos de éste régimen especial, se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas.”

La clave del asunto está en la palabra habitual, puesto que el resto de requisitos son perfectamente entendibles. ¿Qué se entiende por habitualidad? El legislador no aclara el concepto y ha tenido que ser la jurisprudencia quien lo interpreta pero sin olvidar que las sentencias hacen referencia a un caso concreto, así que no se puede generalizar. Se entiende como habitual aquella actividad realizada de una forma continua y estable, pero a partir de esta afirmación se abre un amplio abanico de casos que vamos a tratar de sintetizar.

El criterio económico

Por culpa de la jurisprudencia citada se ha extendido la siguiente conclusión: tener unos beneficios pequeños o incluso negativos es motivo suficiente para no pagar el RETA. Pero la culpa no son esas sentencias, sino la interpretación que se hace de ellas. Es cierto que muchas veces se decide la habitualidad o no por criterios económicos pero solamente cuando no haya pruebas que no digan lo contrario.

La ley no habla en ningún momento del montante económico, pero los jueces establecen que a falta de pruebas concluyentes de si una actividad es habitual o no, se acude a ese criterio económico como indicio o pista de la habitualidad. Nunca como criterio inicial para determinarlo, sino como criterio final a falta de otros. Si yo empresario no puedo acreditar la “no habitualidad” pero la administración tampoco puede acreditar lo contrario, el juez se puede decantar por criterios económicos.

Y todo viene a raíz de la Sentencia de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo de 29 de octubre de 1997. La sentencia aclara que la habitualidad se debe regir por motivos temporales, pero que a falta de concretar éstos, se puede usar de forma subsidiaria el montante económico. Y pone el límite en el salario mínimo interprofesional.

La conclusión es clara: solo podemos acudir a un criterio económico cuando la habitualidad no se pueda demostrar por criterios temporales. El criterio dominante es y debe ser el temporal y es ahí donde debemos centrar nuestros esfuerzos a la hora de defender nuestra “no” alta en el RETA.

Existe mucha jurisprudencia al respecto. Sentencias que reconocen que pese a no tener beneficios económicos hay que cotizar en el RETA puesto que la actividad exige una dedicación continuada. Y sentencias donde no se exige la cotización pese a reportar grandes beneficios puesto que la actividad es atemporal. Como en otros ámbitos, hay que estudiar caso por caso y no extrapolar situaciones parecidas.

Cómo demostrar la no habitualidad

Si yo decido no darme de alta en el RETA, tengo que tener claro que puedo demostrar la falta de habitualidad, de lo contrario me expongo a una regularización de mi situación incluso a una posible sanción.

Hay motivos que ayudan a demostrarlo. Por ejemplo, si tengo otro trabajo por cuenta ajena a tiempo completo, o si estoy estudiando, o si resido en un lugar diferente al que se realiza la actividad. La carga de la prueba siempre está en el trabajador, así que es algo a estudiar antes de tomar una decisión. También es sencillo en actividades de temporada, siempre que la actividad esté cerrada o sin actividad en determinados periodos del año.

Existe también la posibilidad de solicitar la exención en el RETA a la seguridad social. Vale con presentar un escrito explicando la situación y esperar a una contestación por parte de la Tesorería. Sin embargo, las situaciones son muy cambiantes y lo que hoy puede eludirme del pago del RETA puede no valer para mañana si la situación del negocio cambia. Por tanto, obtener una exención no es algo vitalicio y habrá que ir revisando mi situación para ver si procede el alta o no en el RETA.

Nueva regulación legal

Actualmente se está trabajando en una reforma del Estatuto del Trabajador Autónomo. Una de las reformas afecta directamente al concepto de habitualidad. La norma actual del año 1970 exige una adaptación a la realidad actual. Conviene aclarar de forma legal ese concepto de habitualidad evitando criterios subjetivos y basando el alta o no en el RETA en criterios más objetivos.

En la reforma prevista está la posibilidad de eliminar el concepto de habitualidad y legalizar el criterio económico como base para establecer o no la obligación de cotizar en el RETA. De esa forma no habrá lugar a interpretación de la norma. Pero no está claro que pueda entrar en vigor, al menor de forma tan categórica.

El proyecto iba a ver la luz durante el 2017 pero las últimas noticias parecen retrasarlo hasta el año 2018. Veremos si de una vez por todas se establecen unos criterios que no den lugar a dudas en aras de una mayor seguridad jurídica para el emprendedor. Hasta entonces, desde EMPRENDERIOJA trataremos de dar una solución a cada caso concreto puesto que en este asunto no se puede generalizar.

Alberto Mesas. LINEA GESTION

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Iniciativa Leader: ayudas al desarrollo rural

A la hora de buscar posibilidades de subvención para nuestro proyecto de inversión empresarial debemos conocer las posibilidades que ofrecen los fondos de europeos de desarrollo rural, en concreto a través de su iniciativa Leader que busca promover el desarrollo de los espacios rurales a través de la mejora de la competitividad, el medio ambiente y la calidad de vida.

granja

Los Grupos de Acción Local se encargan de la gestión de estas ayudas. Cada grupo de acción local tiene unos municipios asignados. Actualmente existen 3 grupos de acción local, ADRA, CEIP y Rioja Suroriental y cada uno de estos grupos de acción local tiene fijada una estrategia de desarrollo atendiendo a las peculiaridades de su zona de actuación.

Lo interesante de estos fondos es que el concepto de inversión es más amplio y se trata el proyecto en su globalidad. En líneas generales nos pueden subvencionar la adquisición de almacenes o edificios, y también la adquisición de maquinaria nueva, equipos, utillaje…

Aspectos importantes a tener en cuenta;

  • Estas ayudas son incompatibles con cualquier otro tipo de subvención que tenga por objeto la misma inversión.
  • La inversión no debe haberse realizado antes de solicitar la ayuda, ni debe haberse abonado cualquier tipo de anticipo.
  • Se debe mantener la actividad objeto de ayuda al menos durante cinco años.
  • No se subvenciona la compra de equipos y maquinaria de segunda mano y tampoco las inversiones que hayan comenzado antes de presentar la solicitud.
  • Los porcentajes de ayuda podrán ser de un 25%, sin que en ningún caso pueda superar el 40%. Cada grupo de acción local fijará un baremo atendiendo a criterios específicos como la innovación, creación de empleo, número de habitantes del municipio etc…
  • El plazo de presentación de solicitudes está abierto hasta el 27 de Septiembre.

 Para acceder a estas ayudas es imprescindible presentar un plan de viabilidad. Para ello no dudes en ponerte en contacto con nuestro servicio de creación de empresas, a través del mismo te ofreceremos asesoramiento y apoyo para la elaboración de tu plan de negocio.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Aspectos básicos del análisis económico-financiero de tu empresa

A muchos de los usuarios que acuden a nuestro servicio de emprendedores, cuando hablamos de la necesidad de elaborar un Plan de Negocio, les inquieta enfrentarse al  análisis económico-financiero. Bien, pues no hay que tener miedo a enfrentarse a este apartado, todos los emprendedores tienen capacidad para poder analizar los números de su negocio.

plan de negocio

¿Para qué sirve el análisis económico del negocio?, el sentido del plan económico financiero es el de analizar si el proyecto reúne las condiciones de rentabilidad, solvencia y liquidez necesarias para llevarlo a cabo y poder proyectar la situación de la empresa en el futuro. Con el plan financiero tratamos de averiguar la liquidez futura de la empresa, plasmándolo en un cuadro de Tesorería en el que analizaremos los cobros y los pagos.

Una vez que hemos redactado nuestro plan financiero conoceremos cuál es nuestro punto de equilibrio, cuando lo vamos a conseguir y sobre todo nuestra caja o tesorería durante sus inicios. También habremos de cuantificar al detalle la inversión.

¡Cuidado! Debemos tener claro la diferencia entre BENEFICIO y CAJA qué no es lo mismo y no se comportan igual, si vendo al contado o a plazos. En nuestro presupuesto de VENTAS hemos analizado cuándo se iniciarán los ingresos y los ingresos suficientes para soportar los gastos corrientes, seamos realistas. Al principio están más claros los gastos que los ingresos.

¡Revisad! Que entre la inversión y el tiempo de llegar al punto muerto debemos tener fondos para poder salir adelante. Es una medida de prudencia para no ponernos nerviosos.

¡Ánimo! Ya tenemos el plan revisado, es hora de  empezar nuestro proyecto y hacer en el durante los ajustes oportunos, ya verás cómo se cumple satisfactoriamente.

Definición de conceptos básicos:

Punto de equilibrio. Es aquel punto de actividad (volumen de ventas) en donde los ingresos son iguales a los costes, es decir, es el punto de actividad en donde no existe rentabilidad ni pérdida.

Tesorería o caja. La tesorería representa el conjunto de dinero del que la empresa puede disponer inmediatamente: el dinero de la caja y el depositado en el banco, que sea de inmediata disposición por parte de la empresa.

Beneficio. Es un concepto que hace referencia a la diferencia entre los costes en los que se incurre durante la producción de un bien o prestación de un servicio,  y el ingreso total que se obtiene por su venta. Cuanto esta diferencia es positiva estamos hablando de beneficio económico.

Ya sabéis que desde los servicios de Emprenderioja podemos asesorar y apoyar  vuestro plan de negocio.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

La figura del Compliance Officer y cómo prevenir la responsabilidad penal de las empresas

Las empresas o personas jurídicas tienen responsabilidad penal sobre los delitos cometidos por ellas o en su nombre. Además también tendrán responsabilidad penal sus representantes legales en el caso de que no hayan implementado sistemas de prevención de responsabilidad penal en la empresa.

responsabilidad penal empresa trabajador

 El 23 de diciembre de 2010 entró en vigor la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, de reforma del Código Penal. La gran novedad de esta reforma consistió esencialmente en reconocer por primera vez en nuestro Derecho la responsabilidad penal de las personas jurídicas.

 Por su parte el 1 de julio de 2015 entró en vigor la Ley Orgánica 1/2015, la cual profundiza un poco más en todas aquellas cuestiones que integran esta responsabilidad penal y, en concreto, los elementos que deben concurrir para que la empresa pueda quedar exonerada de responsabilidad, reconociéndose esta vez de forma expresa una eximente. Como condición indispensable se exige que con anterioridad a la comisión del delito la persona jurídica haya adoptado y ejecutado eficazmente un modelo de organización y gestión que resulte adecuado para prevenir delitos de la naturaleza del que fue cometido o para reducir de forma significativa el riesgo de su comisión.

 Por tanto es importante para la empresa poder acreditar el establecimiento de un plan de prevención del delito. Es aquí donde surge una figura en alza en las empresas: el “compliance officer” o director de cumplimiento. Es más, el “compliance officer” va más allá del mero cumplimiento legal y abarca la ética también.

 La implantación de sistemas de compliance se hace necesaria cuando trabajamos con ciertos países, como EE.UU y Reino Unido.

 Lo novedoso de esta situación reside, por tanto, en el hecho no de la obligación de cumplimiento legal, sino de la necesidad de establecer una función o departamento específicos para tal fin. Además el “compliance officer” debe estar dotado de recursos, independencia y autoridad suficientes.

 Es importante que las organizaciones vean en estos sistemas de “compliance” una oportunidad para generar valor en su entorno empresarial y sinergias con otras líneas estratégicas como la Responsabilidad Social Empresarial.

 La función del compliance abarca las siguientes actuaciones, que deben estar coordinadas:

  1. Identificación: se ha de identificar los riesgos de incumplimiento a los que se enfrenta la empresa, valorando las consecuencias de su impacto y la probabilidad de que realmente se den.
  1. Prevención: conociendo los riesgos, se debe diseñar e implementar procedimientos de control que protejan a la empresa.
  1. Monitorización y detección: la efectividad de los controles implementados debe ser supervisada, informando a la dirección de la exposición de la empresa a los riesgos, y realizando las auditorías periódicas que sean precisas.
  1. Resolución: cuando pese a todo surge algún problema de cumplimiento, deben ejecutarse protocolos para su solución.
  1. Asesoramiento y formación: los directivos y trabajadores deben recibir toda la información necesaria para llevar a cabo su trabajo de acuerdo con la normativa vigente.

 En el caso de personas jurídicas que tengan la consideración de “pequeña dimensión” el Órgano de Administración puede asumir las funciones del Compliance Officer.

 ¡En Emprenderioja te asesoramos sobre cómo implementar y acreditar un sistema de compliance!.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Los autónomos y la pluriactividad

¿Qué ocurre si deseo darme de alta como autónomo y estoy ya trabajando por cuenta ajena?  esta es la pregunta que algunos emprendedores están haciendo a los asesores de Emprenderioja, así que, hoy y aquí, tenemos la respuesta.

hombre trabajando(Foto: Pixabay)

Comenzamos este artículo afirmando que es perfectamente compatible iniciar una actividad empresarial o profesional por cuenta propia, a través del RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) con el hecho de estar trabajando por cuenta ajena bajo el Régimen General.

Cuando como consecuencia de realizar dos o más actividades laborales cotizamos por más de un régimen de Seguridad Social estamos bajo un supuesto de Pluriactividad.

Esta situación de Pluriactividad puede dar lugar a unos beneficios en la cotización de la seguridad social, que son los siguientes:

– Posibilidad de reducir las bases de cotización durante 36 meses para aquellos casos de:

o Alta inicial en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

o Inicio de una situación de Pluriactividad con motivo de dicha alta.

En 2015 las reducciones en las bases de cotización serían:

o Reducción hasta el 50% de la base mínima de cotización –la base mínima quedaría en 442,20 €– en los primeros 18 meses de alta.

o Reducción hasta el 75% de la base mínima de cotización –la base mínima quedaría en 663,30 €– en los segundos 18 meses de alta.

o Cuando la actividad laboral por cuenta ajena sea a tiempo parcial con una jornada a partir del 50% de la correspondiente a la de un trabajador con jornada a tiempo completo comparable, la reducción sería de hasta el 75% de la base mínima de cotización los 18 primeros meses y hasta el 85% –la base mínima quedaría en 751,80 €– los segundos 18 meses.

Esta bonificación es incompatible con cualquier otra. Por ejemplo, la tarifa plana para Nuevos Emprendedores. Por tanto, el emprendedor deberá optar por una de ellas.

– Los autónomos en situación de pluriactividad que ya tengan derecho a la prestación por Incapacidad Temporal en otro Régimen del Sistema de la Seguridad Social pueden optar por no cotizar por dicha Incapacidad Temporal.

En este caso el tipo aplicar a la base de cotización resultante sería del 26,60 %, frente al 29,80% si cotizaran con IT.

– Devoluciones por doble cotización. Si el autónomo ha cotizado en 2014 de forma simultánea por cuenta ajena por contingencias comunes una cifra superior a 12.215,41 € puede optar a la devolución del 50% del exceso a dichos 12.215,41 €, con el tope del 50% de las cuotas ingresadas por contingencias comunes en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. El plazo para solicitar esta devolución finalizó el 30 de Abril de 2015.

En una situación de pluriactividad con embarazo, en la que la trabajadora está incluida en varios regímenes, ¿podría tener derecho al subsidio por embarazo en cada uno de ellos?.

– Si la situación de riesgo durante el embarazo afecta a todas las actividades desempeñadas, la trabajadora tendrá derecho al subsidio en cada uno de los regímenes, siempre que reúna los requisitos exigidos de forma independiente en cada uno de ellos.

– Si la situación de riesgo durante el embarazo afecta a una o alguna de las actividades realizadas por la trabajadora, pero no a todas, únicamente tendrá derecho al subsidio en el régimen en el que estén incluidas las actividades en las que exista dicho riesgo. En estos casos la percepción del subsidio será compatible con el mantenimiento de las actividades que la trabajadora viniera desempeñando con anterioridad o pudiera comenzar a desempeñar y que no implicaran riesgo durante el embarazo.

¿Puede un autónomo en situación de pluriactividad tener derecho a dos pensiones de jubilación?.

Sí, siempre que cumpla los requisitos exigidos por separado en cada uno de los dos regímenes.

Si en el momento de la jubilación el trabajador no está en situación de alta o asimilada en alguno de los dos regímenes será necesario que las cotizaciones acreditadas en cada uno de ellos se superpongan, al menos, durante 15 años.

Cuando se ha cotizado en varios regímenes y no se causa derecho a pensión en uno de ellos, las bases de cotización acreditadas en este último en régimen de pluriactividad podrán acumularse a las del régimen que cause la pensión, exclusivamente para la determinación de la base reguladora de la misma, sin que la suma de las bases pueda exceder el límite de cotización vigente en ese momento.

Fuente: Seguridad Social e Infoautónomos.

¿Vas a iniciar una situación de pluriactividad?. Te asesoramos…

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Programa Emplea-T y Emprende de Ibercaja en La Rioja.

logo_ibercaja_obra_social_print

Ibercaja ha puesto en marcha en La Rioja su programa Emplea-T y Emprende, dirigido a emprendedores de la provincia cuyo proyecto tenga entre 1 y 3 años de vida. El programa, con límite de 20 plazas, posee una duración de 30 horas de formación teórico-práctica  divididas en 10 sesiones de 3 horas y tendrá lugar del 24 de noviembre al 10 de diciembre (en horario de tarde: 16:30 a 19:30h).

A lo largo de él se abordarán en profundidad las 5 áreas claves de desarrollo empresarial: estrategia, innovación y modelo de negocio; marketing y ventas; Internet y Redes Sociales; gestión financiera; habilidades  directivas y relaciones interpersonales.

El Programa Emplea-T y Emprende ofrece además de formación, asesoramiento (bono de 8 horas de mentoring de libre disposición para cada emprendedor), la posibilidad de acceder a financiación sin aval y en condiciones preferentes al término del Programa, y un diploma acreditativo de certificación de cumplimiento del programa.

Para poder formar parte del programa, solo tienes que preinscribirte aquí, y posteriormente ser seleccionado entre las candidaturas presentadas.

Apúntate y pon a funcionar tus ideas y capacidades.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

La NO reforma fiscal (Parte II)

Lo prometido es deuda, así que tras este primer artículo sobre la reforma fiscal, os dejamos este segundo post sobre el Anteproyecto de la Ley de Reforma Fiscal donde vamos a tratar las reformas a realizar que afectan a los empresarios, tanto en el IRPF como en el Impuesto de Sociedades (IS), tras haber resumido las medidas más generales en nuestro primer artículo.

reforma fiscal

Recordemos que, a nuestro juicio, no se trata de una verdadera reforma fiscal sino ante un compendio de cambios de artículos de las leyes ya existentes, artículos que han sido modificados en varias ocasiones en los últimos años, algo que provoca un verdadero caos en muchas ocasiones para los contribuyentes.

Veamos cómo afectará a los empresarios.

Impuesto de la Renta de las Personas Físicas

Aquellos empresarios o profesionales que no hayan decidido crear una estructura mercantil para su empresa (SA, SL, …) tributan sus rendimientos empresariales por IRPF. Una de las medidas anunciadas en el anteproyecto ya ha sido aprobada con el Real Decreto Ley 8/2014 de 4 de Julio y, por tanto, está en vigor actualmente. Es la referida a la reducción de las retenciones por actividades profesionales. La situación actual será la siguiente:

• Retención general del 21%.- se conserva el tipo general vigente, veremos cómo queda para el 2015 y 2016 aunque parece que se reducirá al menos al 19% (aunque esto no sería una novedad porque ya estaba previsto).

• Retención reducida del 9%.- se conserva también la reducción al 9% para los nuevos profesionales durante el año de inicio de su actividad y los dos siguientes.

• Nueva retención del 15%.- para aquellos profesionales cuya facturación en el año anterior sea inferior a 15.000€ al año por actividades profesionales. Esta es una única novedad al respecto.

• Obligatorio informar de la situación.- recordar que quien quiera aplicar el 9% o el queda para el 2015 y 2016 aunque parece que se reducirá al menos al 19% (aunque esto no sería una novedad porque ya estaba previsto), nuevos profesionales durante el año de inicio de su actividad y los dos siguientes.

Del resto de medidas propuestas, medidas que ya veremos cómo quedan tras la aprobación definitiva de la futura Ley, destacamos:

• Cambios en el sistema de estimación objetiva “módulos”.- que el sistema va a sufrir una importante reforma es un hecho. Aunque no desaparece, se limitará mucho, reduciendo en gran cantidad los empresarios que podrán acogerse a él:

o Eliminación de determinadas actividades.- aunque habrá que ver el listado definitivo parece que ya no podrán seguir en módulos las actividades relacionadas con la construcción (albañiles, fontaneros, …) así como los transportistas.

o Reducción de los límites.- hasta ahora, las empresas con más de 450.000€ de ingresos o con más de 300.000€ de gastos estaban obligadas a salir del régimen. A partir de ahora, esos límites se reducen hasta los 150.000€.

• Cambios en el sistema de estimación directa normal.- hasta ahora estaban en el sistema los empresarios con ingresos superiores a 600.000€ al año. La nueva normativa pretende reducir ese límite a los 500.000€ al año.

• Cambios en el sistema de estimación directa simplificada.- poco cambia salvo la limitación de los gastos de difícil justificación. Actualmente, los empresarios se puede quitar como gasto deducible un 5% de la diferencia entre ingresos y gastos, sin estar limitada esa cantidad. La reforma limita esos gastos hasta un tope de 2.000€ al año.

• Desaparición de las Sociedades Civiles.-  una de la medidas más llamativas y que menos se han comentado es la obligación que tendrás a partir del año 2016 las sociedades civiles de tributar por Impuesto de Sociedades en lugar de IRPF. Esto supone su casi segura desaparición, puesto que antes de seguir con esa fórmula las empresas buscarán otros tipos jurídicos. Veremos cómo queda al final la medida, pero nos cuesta creer que se elimine una de la forma jurídica más aconsejables en pequeños proyectos con personas físicas. Recordemos que una sociedad civil no es más que la unión de dos o más empresarios individuales, careciendo de personalidad jurídica y tributando por atribución de renta entre sus socios.

Además no se da el mismo trato a otras fórmulas jurídicas similares, por tanto, veremos si hay formas de eludir ese nuevo régimen fiscal. Seguro que volveremos a hablar de ello cuando se apruebe el texto definitivo.

Impuesto de Sociedades

El cambio más importante en el IS es el cambio del tipo impositivo general. Actualmente está en el 30% y se reducirá al 25% en dos años, de forma escalonada. De esta forma el tipo general será idéntico para todas las empresas (actualmente las pymes están al 25%).

Se mantienen las reducciones del 20% y 15% para creación o mantenimiento de empleo o para nuevos proyectos empresariales (medida de la “ley de emprendedores”).

La medida parece querer ayudar a las grandes empresas, sin que veamos cambios significativos para la mayoría de las empresas que son pymes. Sin embargo, parece que quiere paliar esa reducción con importantes modificaciones de reducciones y deducciones fiscales donde las grandes empresas son las más beneficiadas.

Se pretende que el tipo impositivo “real” (aquel que queda tras aplicar los beneficios fiscales) sea mayor que en la actualidad, donde las grandes empresas no pagan más de 5% real de sus beneficios. Veremos cómo queda todo.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) 

Lo más destacable en materia de IVA es realmente que no hay cambios. Pese a muchas voces que pretendían una reforma importante del impuesto, tanto de tipos impositivos como de actividades en cada uno de los tipos, la reforma no hace mención de grandes novedades, salvo algunas obligatorias por imposición de la Unión Europea.

Ello no significa que la futura ley no decida al final incluir alguna medida al respecto, pero parece que el IVA no variará al menos a corto plazo.

Concluimos así nuestros dos artículos basados en el Anteproyecto de la Ley de Reforma Fiscal, donde hemos desgranado lo más relevante, tratando de dar nuestra impresión personal a cada una de las medidas propuestas. Habrá que esperar porque seguro que el texto definitivo tiene alguna sorpresa final.

Aunque los grandes titulares anuncian una bajada generalizada de impuestos, hemos visto que habrá muchos casos donde esa bajada no será tal, incluso se podrá convertir en una subida real de impuestos. Pese a todo, insistimos que no estamos ante una gran reforma del sistema actual, algo que dejarán para una mejor ocasión. Quizás se haya perdido una oportunidad histórica de haberlo realizado.

Artículo creado por LINEA GESTION – Estudio Jurídico – www.lineagestion.es

Si te ha gustado ¡compártelo!

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

La NO reforma fiscal (Parte II)

Segundo artículo sobre el Anteproyecto de la Ley de Reforma Fiscal donde vamos a tratar las reformas a realizar que afectan a los empresarios, tanto en el IRPF como en el Impuesto de Sociedades (IS), tras haber resumido las medidas más generales en nuestro primer artículo.

euro

Foto: tucapital.es

Recordemos que, a nuestro juicio, no se trata de una verdadera reforma fiscal sino ante un compendio de cambios de artículos de las leyes ya existentes, artículos que han sido modificados en varias ocasiones en los últimos años, algo que provoca un verdadero caos en muchas ocasiones para los contribuyentes.

Veamos cómo afectará a los empresarios.

Impuesto de la Renta de las Personas Físicas

Aquellos empresarios o profesionales que no hayan decidido crear una estructura mercantil para su empresa (SA, SL, …) tributan sus rendimientos empresariales por IRPF.

Una de las medidas anunciadas en el anteproyecto ya ha sido aprobada con el Real Decreto Ley 8/2014 de 4 de Julio y, por tanto, está en vigor actualmente. Es la referida a la reducción de las retenciones por actividades profesionales. La situación actual será la siguiente:

• Retención general del 21%.- se conserva el tipo general vigente, veremos cómo

• Retención reducida del 9%.- se conserva también la reducción al 9% para los

• Nueva retención del 15%.- para aquellos profesionales cuya facturación en el año

• Obligatorio informar de la situación.- recordar que quien quiera aplicar el 9% o el queda para el 2015 y 2016 aunque parece que se reducirá al menos al 19% (aunque esto no sería una novedad porque ya estaba previsto).

Nuevos profesionales durante el año de inicio de su actividad y los dos siguientes. anterior sea inferior a 15.000€ al año por actividades profesionales. Esta es una única novedad al respecto.

15% deberá informar a sus clientes que cumplen con los requisitos legales para poder efectuar tal retención, de no ser así le tendrían que aplicar el 21% general.

Del resto de medidas propuestas, medidas que ya veremos cómo quedan tras la aprobación definitiva de la futura Ley, destacamos:

• Cambios en el sistema de estimación objetiva “módulos”.- que el sistema va a sufrir una importante reforma es un hecho. Aunque no desaparece, se limitará mucho, reduciendo en gran cantidad los empresarios que podrán acogerse a él: o Eliminación de determinadas actividades.- aunque habrá que ver el listado definitivo parece que ya no podrán seguir en módulos las actividades relacionadas con la construcción (albañiles, fontaneros, …) así como los transportistas.

o Reducción de los límites.- hasta ahora, las empresas con más de 450.000€ de ingresos o con más de 300.000€ de gastos estaban obligadas a salir del régimen. A partir de ahora, esos límites se reducen hasta los 150.000€.

• Cambios en el sistema de estimación directa normal.- hasta ahora estaban en

• Cambios en el sistema de estimación directa simplificada.- poco cambia salvo la

• Desaparición de las Sociedades Civiles.- una de la medidas más llamativas y que

Por tanto muchos negocios de comercio, hostelería, … podrán seguir por módulos pero no sobrepasando esos límites. El sistema los empresarios con ingresos superiores a 600.000€ al año. La nueva normativa pretende reducir ese límite a los 500.000€ al año. Limitación de los gastos de difícil justificación. Actualmente, los empresarios se puede quitar como gasto deducible un 5% de la diferencia entre ingresos y gastos, sin estar limitada esa cantidad. La reforma limita esos gastos hasta un tope de 2.000€ al año.

Menos se han comentado es la obligación que tendrás a partir del año 2016 las sociedades civiles de tributar por Impuesto de Sociedades en lugar de IRPF. Esto supone su casi segura desaparición, puesto que antes de seguir con esa fórmula las empresas buscarán otros tipos jurídicos. Veremos cómo queda al final la medida, pero nos cuesta creer que se elimine una de la forma jurídica más aconsejables en pequeños proyectos con personas físicas. Recordemos que una sociedad civil no es más que la unión de dos o más empresarios individuales, careciendo de personalidad jurídica y tributando por atribución de renta entre sus socios.

Además no se da el mismo trato a otras fórmulas jurídicas similares, por tanto, veremos si hay formas de eludir ese nuevo régimen fiscal. Seguro que volveremos a hablar de ello cuando se apruebe el texto definitivo.

Impuesto de Sociedades

El cambio más importante en el IS es el cambio del tipo impositivo general. Actualmente está en el 30% y se reducirá al 25% en dos años, de forma escalonada. De esta forma el tipo general será idéntico para todas las empresas (actualmente las pymes están al 25%).

Se mantienen las reducciones del 20% y 15% para creación o mantenimiento de empleo o para nuevos proyectos empresariales (medida de la “ley de emprendedores”).

La medida parece querer ayudar a las grandes empresas, sin que veamos cambios significativos para la mayoría de las empresas que son pymes. Sin embargo, parece que quiere paliar esa reducción con importantes modificaciones de reducciones y deducciones fiscales donde las grandes empresas son las más beneficiadas.

Se pretende que el tipo impositivo “real” (aquel que queda tras aplicar los beneficios fiscales) sea mayor que en la actualidad, donde las grandes empresas no pagan más de 5% real de sus beneficios. Veremos cómo queda todo.

Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA)

Lo más destacable en materia de IVA es realmente que no hay cambios. Pese a muchas voces que pretendían una reforma importante del impuesto, tanto de tipos impositivos como de actividades en cada uno de los tipos, la reforma no hace mención de grandes novedades, salvo algunas obligatorias por imposición de la Unión Europea.

Ello no significa que la futura ley no decida al final incluir alguna medida al respecto, pero parece que el IVA no variará al menos a corto plazo.

Concluimos así nuestros dos artículos basados en el Anteproyecto de la Ley de Reforma Fiscal, donde hemos desgranado lo más relevante, tratando de dar nuestra impresión personal a cada una de las medidas propuestas. Habrá que esperar porque seguro que el texto definitivo tiene alguna sorpresa final.

Aunque los grandes titulares anuncian una bajada generalizada de impuestos, hemos visto que habrá muchos casos donde esa bajada no será tal, incluso se podrá convertir en una subida real de impuestos. Pese a todo, insistimos que no estamos ante una gran reforma del sistema actual, algo que dejarán para una mejor ocasión. Quizás se haya perdido una oportunidad histórica de haberlo realizado.

Artículo creado por LINEA GESTION – Estudio Jurídico – www.lineagestion.es

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Cómo elegir la mejor forma jurídica para mi empresa

La elección de forma jurídica por parte del emprendedor no debe ser algo decidido “a la ligera”, sino que, como en casi todas las decisiones que el emprendedor va a tener que tomar a lo largo de su vida como empresario, va a requerir de un determinado estudio.

forma jurídica de tu empresa(Imagen: informapymes.es) 

Cuando la mayoría de los emprendedores acudís al servicio de asesoramiento integral de EmprendeRioja, ésta es una de las primeras cuestiones que nos soléis plantear.”¿ Y qué forma jurídica elijo yo?”. Ante esta pregunta el asesor de Emprenderioja debe explicaros de la manera más sencilla, que en primer lugar no es que exista una forma jurídica mejor que otra, y en segundo lugar, es que además existen varias posibilidades. Cada uno debe de optar por aquella que más se adecúa a sus necesidades.

La decisión es algo que tiene que salir del propio Emprendedor, el asesor informará sobre las ventajas e inconvenientes, e incluso podrá atreverse a aconsejar una determinada forma jurídica, si bien la decisión final tendrá que ser del propio Emprendedor.

También tenemos que saber que no es algo perpetuo en el tiempo. Un emprendedor puede optar por una determinada forma jurídica, y pasado un tiempo si le conviene más otra fórmula, podrá optar por el cambio.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir una determinada forma jurídica?

El número de emprendedores, no es lo mismo estar una persona sola o embarcarse en el negocio más de dos personas. En este último caso, siempre deberemos optar por una sociedad, mientras que si es un único socio podremos optar por la figura de empresario individual o por sociedades de tipo unipersonal (si queremos optar por una empresa con su propia personalidad jurídica).

La actividad, dependiendo del tipo de actividad puede ser más interesante una forma jurídica u otra, o incluso determinadas actividades están reguladas por normativas sectoriales que pueden obligar a constituir la empresa bajo una determinada forma jurídica concreta.

La fiscalidad, el pago de impuestos es un factor clave, puesto que está muy directamente relacionado con los números del negocio, y los números son un factor más que clave para ayudarnos en la toma de decisiones a lo largo de la vida de nuestro proyecto empresarial. Los beneficios que esperamos obtener y la contribución que debemos aportar por ellos, es algo que se debe analizar detenidamente.

La responsabilidad de los promotores. Si montamos el negocio entre dos personas, y nuestra situación de partida es diferente, en tanto en cuánto, uno por ejemplo no cuenta con patrimonio personal y otro sí, la responsabilidad que podríamos asumir es por tanto diferente, y podría ayudarnos a elegir entre una forma jurídica u otra.

La responsabilidad que están dispuestos a asumir los promotores en un proyecto empresarial, es por tanto, también un factor a analizar.

– La tramitación y el coste inicial (gastos de constitución) también es algo que varía.

Como podéis comprobar, son varias las cuestiones que se deben analizar para tomar la decisión acertada, por todo ello, desde aquí os animamos a que os paséis por Emprenderioja para que os podemos ayudar, informar y asesorar sobre las distintas formas jurídicas.

¿Nos necesitas para montar tu proyecto? ¡Contáctanos! emprenderioja@larioja.org

Si crees que este artículo puede ayudar a otros ¡compártelo!

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!