Archivo de la etiqueta: bonificación

Bonificaciones para autónomos inscritos en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil

El Sistema de Garantía Juvenil es un programa del Gobierno de España que se enmarca en la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven.

jovenes emprendedores

En diciembre del año pasado se publicó el Real Decreto Ley 6/2016 de medidas urgentes para el impulso del Sistema Nacional de Garantía Juvenil. Dicha norma introdujo modificaciones importantes para simplificar el registro de jóvenes en el sistema. Además los jóvenes inscritos en el sistema pasarán a tener las cuotas de la Seguridad Social en RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) bonificadas, en vez de reducidas (antes del 01/01/2017 los incentivos a las nuevas altas de trabajadores por cuenta propia consistían en una reducción, y a partir del 01/01/2017 para jóvenes inscritos en el sistema consisten en una bonificación).

Pero entonces, ¿qué diferencia existe entre una bonificación y una reducción en las cuotas de la seguridad social?

A efectos prácticos, y desde el punto de vista del emprendedor el efecto es el mismo: una rebaja en el coste de la cuota de la seguridad social. Sin embargo, desde el punto de vista conceptual y jurídico la diferencia no es ningún baladí. Hemos de explicar que en el caso de la reducción, es la propia TGSS (Tesorería General de la Seguridad Social) la que “se hace cargo” de ese incentivo, mientras que en el caso de la bonificación es el SPEE (Servicio Público de Empleo Estatal) o los propios PGE (Presupuestos Generales del Estado) los que asumen el coste de la medida.

En un momento como el actual, en el que las arcas de la TGSS no están pasando por un buen momento, es de suma importancia no cargar al sistema de pensiones (y a los cotizantes) con más gasto. No obviemos que los fondos que provengan del SPEE o de los presupuestos se financiarán gracias al sistema impositivo y no al sistema de pensiones. Es por ello, que desde la responsabilidad que nos corresponde y buscando un interés general, desde los servicios de asesoramiento de Emprenderioja procuremos recomendar a nuestros jóvenes que vayan a emprender que se inscriban en el Registro.

Condiciones para pertenecer al Registro:

  • Tener nacionalidad española o ser ciudadanos de la Unión o de los Estados parte del Acuerdo Económico Europeo o Suiza que se encuentren en España en ejercicio de la libre circulación y residencia. También podrán inscribirse los extranjeros titulares de una autorización para residir en territorio español que habilite para trabajar.
  • Estar empadronado en cualquier localidad del territorio nacional español.
  • Tener más de 16 años y menos de 25, o menos de 30 años, en el caso de personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento, en el momento de solicitar la inscripción en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil. Además, los mayores de 25 años y menores de 30 cuando, en el momento de solicitar la inscripción en el fichero del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, la tasa de desempleo de este colectivo sea igual o superior al 20 por ciento, según la Encuesta de Población Activa correspondiente al último trimestre del año.
  • No haber trabajado en el día natural anterior a la fecha de presentación de la solicitud.
  • No haber recibido acciones educativas en el día natural anterior a la fecha de presentación de la solicitud.
  • No haber recibido acciones formativas en el día natural anterior a la fecha de presentación de la solicitud.

Presentar una declaración escrita de tener interés en participar en el Sistema Nacional de Garantía Juvenil, adquiriendo un compromiso de participación activa en las actuaciones que se desarrollen en el marco de la Garantía Juvenil. En el caso de los demandantes de empleo bastará con su inscripción en los servicios públicos de empleo.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Tarifa plana de 50 euros para autónomos societarios

Una de las medidas más populares para favorecer el emprendimiento ha sido la Tarifa Plana de 50 euros aplicables a nuevos autónomos. Sin embargo, no todos los trabajadores autónomos que inician su aventura empresarial pueden obtener dicha bonificación. La Seguridad Social niega ese derecho a los emprendedores que deciden crear una entidad mercantil ( SA, SL…) y que tienen que encuadrarse en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos ( RETA).

tarifa plana autonomos

En primer lugar, debemos entender cuando un trabajador dentro de una entidad mercantil debe cotizar por el RETA. Como este tema ya fue tratado anteriormente, nos remitimos al artículo anterior para saber el encuadre laboral de los socios en una sociedad mercantil.

Una vez que sabemos cuándo cotizar por el RETA, veamos lo que la Ley dice sobre la aplicación o no de la Tarifa plana. La cuota de 50€ fue introducida por la el Real Decreto-ley 4/2013, de 22 de febrero, de medidas de apoyo al emprendedor y de estímulo del crecimiento y de la creación de empleo. Aunque inicialmente solo era para ciertos colectivos, cambios normativos posteriores ampliaron la medida a todos los nuevos emprendedores. ¿A todos? Pues no. Aunque la Ley no especifica nada de forma expresa sobre los autónomos societarios, la Seguridad Social desde el principio ha negado tal bonificación mediante normas internas donde su argumento se basa en aplicar la tarifa de forma exclusiva a “trabajadores por cuenta propia que causen alta inicial en su condición de titular del negocio o industria”, es decir, exclusivamente a personas físicas.

La medida no solo es injusta, sino que va en contra del espíritu de la Tarifa Plana, puesto que la intención es potenciar el autoempleo y, sin embargo, se niega tal posibilidad dependiendo de la forma jurídica elegida.

Pero hay un hecho posterior que hace tumbar la tesis de la Seguridad Social, o al menos genera una duda razonable con sólidos argumentos jurídicos. En el año 2015, las medidas de apoyo al emprendedor se integran en el Estatuto del Trabajador Autónomo, es decir adquieren rango de ley. Y esta ley en su artículo 1 define su ámbito de aplicación y podemos leer que el Estatuto sea aplica a “Quienes ejerzan las funciones de dirección y gerencia que conlleva el desempeño del cargo de consejero o administrador, o presten otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, personal y directa, cuando posean el control efectivo, directo o indirecto de aquélla, en los términos previstos en la disposición adicional vigésima séptima del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social aprobado por Real Decreto Legislativo 1/1994, de 20 de junio”. Es decir, si los autónomos societarios están amparados por el Estatuto del Autónomo y la Tarifa Plana es una medida dentro de esta ley, la conclusión es que sí deberían tener derecho a la Tarifa Plana.

Pese a todo este argumento legal, la Seguridad Social sigue negando la aplicación de la Tarifa Plana. Sin embargo, muchos emprendedores han iniciado una batalla judicial contra la Administración y las primeras sentencias han sido positivas, es decir, han reconocido el derecho a poder aplicar la Tarifa Plana y ha obligado a la Seguridad Social a devolver las cantidades cobradas. Pese a estos fallos judiciales, la administración no ha cambiado de criterio.

En los próximos meses, seguro que tenemos más fallos judiciales a favor de los emprendedores, y llegará el momento en que la Seguridad Social cambiará de opinión, pero mientras tanto ¿qué se puede hacer?

Pues la única posibilidad es recurrir la resolución de alta en Seguridad Social y posteriormente continuar judicialmente contra esa resolución injusta, pero además carente de base jurídica. Por tanto, nuestro consejo es recurrir y pleitear. Por internet, hay varios despachos que ayudan de forma gratuita a interponer esos recursos administrativos.

Así que animamos a luchar contra esta injusticia y a intentar acceder a la Tarifa Plana de los 50€ pese que seamos autónomos societarios, algo que seguramente se corrija en el futuro pero que está perjudicando a muchos emprendedores.

Alberto Mesas Gil (Línea Gestión)

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

La conciliación de la vida laboral y familiar de los trabajadores autónomos

Seguro que en muchas ocasiones parece imposible la posibilidad de conciliar la vida familiar y laboral y mucho menos siendo autónomo ¿estamos en lo cierto?. El post de hoy trata sobre ello ¡seguro que es de tu interés! ¡Empezamos!

conciliacion laboral

Bonificación del 100% para la contratación de un trabajador sustituto

Hasta ahora los trabajadores autónomos no tenían derecho a excedencia por cuidado de hijo u otros familiares, como si ocurre con los trabajadores por cuenta ajena, que la tienen reconocida en el art. 46.3 Real Decreto Legislativo 1/1995, del Estatuto de los Trabajadores.

Esto ha cambiado desde la publicación del Real Decreto-ley 1/2015, da a este colectivo la posibilidad de cesar temporalmente en su actividad para dedicarse es estas cuestiones de conciliación familiar, siempre que se contrate a un empleado que lo sustituya.

El funcionamiento siguiente:

La bonificación al trabajador autónomo

La bonificación del 100% sobre la cotización por contingencias comunes, del trabajador autónomo, tendrá una duración máxima de 12 meses, y la base reguladora que se tendrá en cuenta para su cálculo será a la base media que tuviera el trabajador en los 12 meses anteriores a la fecha en la que se acoja a esta medida el tipo de cotización mínimo de cotización vigente en cada momento. Cuando el trabajador lleve en el alta RETA menos de 12 meses, entonces la base media de cotización se calculará desde su fecha de inscripción en el Régimen Especial.

Supuestos por los que es posible aplicar esta bonificación

El trabajador autónomo podrá hacer efectiva la bonificación sobre su cotización por contingencias comunes cuando suspenda su actividad por unos de los siguientes supuestos:

Por cuidado de menores de 7 años que tengan a su cargo.

Por tener a su cargo un familiar, por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive, en situación de dependencia, debidamente acreditada.

Requisitos que debe cumplir el trabajador autónomo

Para poder acceder a esta bonificación el trabajador inscrito en el RETA debe cumplir con los siguientes requisitos:

a. Continuar en alta: El trabajador autónomo para beneficiarse de esta bonificación del 100% deberá continuar en alta en el RETA.

b. Contratar a un empleado: también deberá contratar a un trabajador, ya sea a tiempo completo o a tiempo parcial, que deberá mantener contratado durante todo el tiempo que dure el disfrute de la bonificación, aunque como mínimo deberá tener una duración de 3 meses a contar desde el indicio de la situación bonificada.

c. Extinción del contrato y permanencia de la bonificación: En el caso de que se extinga el contrato del trabajador contratado con efecto de la bonificación, incluso dentro de los 3 meses iniciales, ésta se podrá seguir disfrutando si en el plazo de 30 días el trabajador autónomo contrata a un nuevo empleado para sustituir al que ha cesado.

d. Contratación a tiempo parcial: Cuando el contrato de trabajo se celebre a tiempo parcial la jornada laboral pactada no podrá ser inferior al 50% de la jornada de un trabajador a tiempo completo, y la bonificación pasará a ser del 50%.

Incumplimientos y reintegro de la bonificación

En el caso de que el trabajador autónomo incumpla alguno de los requisitos, señalados en el párrafo anterior, deberá proceder obligatoriamente al reintegro del importe de la bonificación que venía disfrutando. Aunque esta devolución quedará limitada solo a la parte de la bonificación disfrutada que estuviera vinculada al contrato extinguido.

No se deberá realizar el reintegro cuando la extinción del contrato se deba a un despido por causas objetivas que sea declarado o reconocido como procedente, o en el caso de un despido disciplinario también reconocido o declarado como procedente; ni tampoco habrá reintegro cuando la extinción del contrato se haya producido por dimisión, incapacidad permanente (en grado de total, absoluta o gran invalidad), jubilación o muerte del trabajador; ni tampoco cuando el trabajador no supere el periodo de prueba acordado en el contrato.

El trabajador autónomo una finalizado el periodo de bonificación deberá mantenerse de alta en el RETA, como mínimo, durante un periodo de 6 meses, y en el caso de incumplir este plazo tendrá que devolver el importe de la bonificación disfrutada.

Cuando la bonificación tenga su origen en el cuidado de un hijo menor de 7 años, y éste cumpla esa edad antes de haber finalizado el periodo de 12 meses de bonificación, el trabajador autónomo, si reúne todos los requisitos necesarios para tener derecho a ella, podrá continuar con su disfrute hasta cumplir la totalidad del plazo y sin tener que realizar reintegro alguno.

Autónomo sin trabajadores

El trabajador autónomo no puede tener empleados en la fecha en la que comience la aplicación de la bonificación y durante los 12 meses anteriores a la misma; aunque no se tendrán en cuenta a estos efectos el trabajador que haya podido tener contratado mediante un contrato de interinidad para que el sustituya durante el descanso por maternidad, paternidad, adopción o acogimiento, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural.

Compatibilidades

Esta bonificación presenta las siguientes compatibilidades entre sí y otros incentivos a la contratación:

1. El trabajador autónomo tiene derecho a su disfrute una vez por cada hijo menor de 7 años o por cada familiar dependiente, que tenga a su cargo, siempre que cumpla con los requisitos ya señalados.

2. Esta bonificación es compatible con el resto de incentivos a la contratación por cuenta ajena, conforme a la normativa vigente en cada caso y momento.

Normativa complementaria

El resto de cuestiones no señaladas en el nuevo artículo 30 a la Ley 20/2007, del Estatuto del trabajo autónomo, referentes al funcionamiento del contrato, se regularan por lo señalado en el artículo 15.1.c del Estatuto de los Trabajadores, para los contrato de interinidad.

Alberto Llamazares Galván. IZCO Y GALVAN ASESORES

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!