Archivo de la etiqueta: Ciudad de Haro

Se inagura el Centro de Formación y Vivero de Empresas de Haro

Se inagura el Centro de Formación y Vivero de Empresas ubicado en la calle Rafael Alberti, 2 de la Ciudad de Haro (La Rioja).

Al acto han asistido Laura Rivado, alcaldesa de Haro, Leonor González Menorca, Consejera de Desarrollo Económico e Innovación del Gobierno de La Rioja, Luis Pérez Echeguren, técnico de ADER y responsable de EmprendeRioja, Javier Redondo, Concejal de Urbanismo, Leopoldo García, Concejal de Cultura, Lorena Conde, concejala de Educación y Empleo, y Ángel Conde, Concejal de Jardines y Parques.

Leonor González Menorca ha podido ver de primera mano las instalaciones del Centro de Formación y Vivero de Haro, al que calificó de muy bonito, y cuya función debe ser muy importante para el desarrollo empresarial de la zona.

Por su parte, Laura Rivado dijo que hoy se daba un paso hacia adelante en el propósito de contribuir al desarrollo socioeconómico del municipio.

El Vivero nace como una estructura temporal, para ubicar a empresas en sus primeros pasos en el mercado, acompañarlas y prestarles determinados servicios, adaptados a las necesidades de cada proyecto empresarial, con el fin de que, mediante una gestión sin ánimo de lucro, se facilite el desarrollo de iniciativas empresariales de interés local, y comarcal.

Constituye, pues, un espacio físico, que combina el florecimiento de locales, con la formación, el asesoramiento y la prestación de servicios, con el objetivo último y fundamental de apoyar el surgimiento y continuidad de empresas de reciente creación, y proyectos de autoempleo, que, por su viabilidad, puedan contribuir en términos económicos, comerciales, de empleo, etc, al desarrollo del municipio y por extensión de la comarca.

Los objetivos específicos del Centro de Formación son los siguientes:

  • Dotar al Municipio de un espacio que sirva para impartir formación acreditada, que contribuyen a mejorar la accesibilidad de los trabajadores a un empleo.
  • Contar con un espacio para el asesoramiento y apoyo a las empresas que se instalen en el vivero o cualquier otra.
  • Favorecer el nacimiento, arranque y consolidación de nuevos proyectos empresariales, y de autoempleo.
  • Favorecer la generación de empleo.
  • Diversificar la estructura productiva local y comarcal, favoreciendo la instalación de empresas.
  • Crear un medio idóneo en condiciones de precio y servicios que permita a las iniciativas empresariales desarrollar su Plan de Empresa para que, con un tiempo de estancia limitado, estén en situación de competir y actuar en condiciones de mercado.
  • Contribuir a la dinamización del municipio y por ende de toda la comarca.

El Vivero de Empresas cuenta con 5 despachos privados, una sala de reuniones y un aula de formación dotados del mobiliario básico para el puesto de trabajo.

Para poder ser susceptible como candidatos, los proyectos deberán cumplir una serie de requisitos como ser empresas en vías de constitución, que comiencen su actividad económica en el Vivero, y que se constituyan legalmente en el plazo máximo de tres meses desde la resolución de admisión a las instalaciones; empresas de nueva o reciente creación, considerando una antigüedad máxima de negocio de 18 meses; disponer de su centro de trabajo en el Vivero de Empresas durante la estancia en el mismo; aceptar las condiciones de funcionamiento y gestión del Vivero; una participación en el Comité de Seguimiento, aportando documentación de la actividad, declaraciones de impuestos, etc; y comprometerse a participar en las iniciativas de emprendimiento que organice el Ayuntamiento.

Se excluirán las actividades que generen externalidades que perjudiquen el desarrollo normal del Vivero, no estar permitida por la normativa urbanística, así como aquellas que desarrollen actividades nocivas, insalubres o peligrosas.

Las empresas permanecerán en el Vivero durante un plazo de seis meses, ampliable a otros tres periodos de seis meses cada uno, hasta un total de dos años, previo informe positivo del Comité de Seguimiento.

El sistema de convocatoria permanecerá abierto todo el año. Cada tres meses se realizará una valoración de los proyectos recibidos, en función de los espacios libres en el Vivero.

Los interesados deberán presentar en el Ayuntamiento la solicitud de espacio en el Vivero, acompañado de una memoria de proyecto. Junto a la solicitud se presentará un modelo en el que se describa el proyecto, mercado al que va dirigido, análisis financiero y referencias del equipo emprendedor.

Los criterios para elegir definitivamente a una empresa se harán sobre un baremo de 100 puntos:

  • Equipo promotor: 35 puntos.
  • Producto o servicio: 20 puntos.
  • Plan de Empresa presentado y defensa del proyecto expuesto: 35 puntos.
  • Emprendedores que pertenezcan a colectivos con dificultades de inserción en el mercado laboral: jóvenes menores de 30 años, mujeres, mayores de 45 años y desempleados de larga duración: 5 puntos.
  • Actividades relacionadas con el sector vinícola: 5 puntos.

Solo serán elegibles aquellas iniciativas que obtengan una baremación superior a 60 puntos.

El horario de funcionamiento del Vivero será de las 8 horas hasta las 20 horas, de lunes a viernes.

Para las empresas seleccionadas las infraestructuras y servicios serán gratuitos durante el primer año, a excepción de los gastos individuales tales como consumo telefónico, y su cuota de abono de aquellas empresas que necesiten línea individual. En el segundo año se establecerá una cuota mensual por precio público, cuya cuantía se delimitará en cada momento por el Ayuntamiento. Al efecto se tomará como precio a aplicar en cada contrato el que esté en vigor en el momento de formalizar el contrato de cesión de uso.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!