Archivo de la etiqueta: Crowdlending

Las nuevas alternativas para emprendedores ya son una realidad

El emprendedor, a la hora de buscar préstamos para iniciar empresas, ya no sólo se centra en la opción bancaria tradicional, hoy en día cuenta con diferentes opciones, las cuales es conveniente analizar para acudir a la que más nos convenga en cada caso. En este post vamos a enumerar las nuevas alternativas de financiación que nos encontramos en el mercado.

Imagen de previsualización de YouTube

Crowdfunding

El crowdfunding es aquella financiación donde personas anónimas donan su dinero a un proyecto sin recibir nada a cambio y en algunos casos una recompensa, nunca dineraria, dependiendo de la cantidad de dinero aportada. Este tipo de financiación es común en caso de los proyectos ecológicos, humanitarios, innovadores… Para conseguir financiación a través de este medio hay que tener en cuenta que se debe trabajar una campaña de crowdfunding para atraer a los máximos promotores posibles. Hay que ser lo más claro posible a la hora de presentar tu proyecto, si cuentas con imágenes o vídeos será de gran valor.

Crowdequity

El Crowdequity es una de las variantes que se han desarrollado a partir del Crowdfunding. En esta modalidad, el emprendedor ofrece la participación en la empresa a cambio de financiación. Por tanto, el inversor, a cambio de su dinero aportado obtendrá participación en la empresa proporcional al dinero aportado. En este caso hay que tener en cuenta si el emprendedor busca o le interesa inversores de capital.

Crowdlending

El Crowdlending en la financiación alternativa en forma de préstamos. Es decir, personas o inversores particulares prestan su dinero a cambio de un tipo de interés. MytripleA es pionera en este mercado al ser la única plataforma de Crowdlending con dos licencias, licencia de Entidad de Pago registrada y supervisada por el Banco de España y licencia de Plataforma de Financiación Participativa otorgada por la CNMV. En MytripleA pymes, autónomos y emprendedores consiguen préstamos con mejores condiciones que un banco, sin consumir CIRBE, con amortizaciones gratuitas, sin productos adicionales y además ágil y transparente, consiguiendo así una financiación flexible.

La financiación alternativa ya es una realidad, ahora debes elegir qué modalidad se adapta mejor a tus necesidades.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Fuentes alternativas a la financiación

Llevamos tiempo oyendo hablar del crowdfunding, crowdlending, micromecenazgo…sin lugar a dudas vías alternativas, sustitutivas y/o complementarias al sistema bancario tradicional, plataformas financiación participativa que en países desarrollados de nuestro entorno se están desarrollando a gran velocidad.

fuentes-alternativas-financiacion

En el post de hoy nos vamos a centrar en las plataformas de financiación participativa basadas en préstamos, lo que comúnmente denominamos en el argot anglosajón que tanto nos gusta a los españoles, plataformas de crowdlending.

El crowdlending básicamente consiste en plataformas financieras 100% virtuales (Fintech), que ponen en contacto a prestamistas-inversores, con emprendedores o empresarios, a través de la cual se apoya para que se pacten préstamos con unas devoluciones de cuota formadas por capital e intereses. Este tipo de portales o plataformas a su vez ofrecen otra serie de servicios de valor añadido como puede ser la preselección de préstamos, servicios de calificación crediticia, gestión de pagos y cobros y recobro de la morosidad, entre otros.

Este tipo de empresas financieras busca usar la tecnología e internet para operar en segmentos de mercado a los que la banca tradicional es más reacia a entrar, como puede ser el segmento de los créditos al consumo, o el apoyo a nuevos proyectos.

Tan solo con ver como las fintech en China y países anglosajones como USA o Estados Unidos, a lo largo del pasado 2015, han conseguido captar más de 3.000 millones de dólares en capital riesgo, podemos hacernos una idea de la expansión que se prevé para este tipo de compañías.

En España es un negocio incipiente. La Ley 5/2015 de Fomento de la Financiación Empresarial dotó de seguridad jurídica a las empresas que se estaban desarrollando con estos fines, si bien con la idea de proteger a los pequeños ahorradores, el régimen jurídico español limita el volumen de los préstamos individuales, así como la inversión máxima que un inversor no acreditado puede realizar y la inversión que una plataforma puede retener, no obstante y a pesar de todos estos inconvenientes en la actualidad ya hay una plataforma por lo menos que cumple con los requisitos exigidos por la CNMV y el Banco de España, My triple A, y a lo largo del 2015 se estima que el volumen de crédito financiado por plataformas de financiación participativa ascendió a, aproximadamente, 30 millones de euros, una pequeña parte del crédito total del sector.

En cualquier caso, todavía es pronto para conocer la evolución de este tipo de empresas, pero sin duda, ofrecen un servicio a los emprendedores con el que antes no se contaba, por lo que desde el Servicio de Creación de Empresas de la FER consideramos interesante seguir e incluso valorar como una alternativa o complemento al sistema bancario tradicional.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

La CNMV autoriza a MytripleA como plataforma de préstamos

El Consejo de la CNMV ha autorizado a MytripleA como Plataforma de Financiación Participativa, comenzando de esta manera a aplicar lo establecido en la Ley 5/2015 de Fomento de la Financiación Empresarial. En los próximos días MytripleA solicitará su inclusión en el Registro de la CNMV.

cnmv

Foto: Expansión.com

MytripleA cuenta también con una licencia de Entidad de Pago concedida por el Banco de España lo que autoriza a la plataforma a llevar a cabo los pagos y cobros de los préstamos intermediados con total seguridad. Tras la nueva autorización de CNMV se convierte en la primera y única plataforma de financiación en contar con ambas autorizaciones.

La Ley 5/2015 de Fomento de la Financiación Empresarial fija el marco legal de este tipo de plataformas, siendo la CNMV la encargada de autorizarlas y supervisarlas. La financiación participativa o crowdlending es un sector que ha experimentado un rápido crecimiento en países de nuestro entorno y en España según el portal P2P Banking en el último año su crecimiento fue del 266%. Con el nuevo marco regulatorio y la supervisión de la CNMV se espera un mayor grado de conocimiento y la consolidación del sector.

MytripleA proporciona préstamos a empresas con dinero de inversores privados. La plataforma comenzó a operar en Abril de 2015 y desde entonces ha intermediado 143 préstamos a Pymes españolas por más 4 millones de euros. MytripleA cuenta con más de mil inversores registrados que han obtenido una rentabilidad anual del 7,61%. Entre sus inversores se incluyen tanto inversores institucionales como particulares. Dicha rentabilidad ha sido posible gracias a la implantación de un riguroso e innovador análisis de riesgo. Por todo ello, MytripleA es la plataforma de préstamos que más rápido está creciendo en España (según los datos de Indexa).

Según Jorge y Sergio Antón, cofundadores de MytripleA: “La financiación alternativa es ya una realidad en España y estamos muy contentos por haber recibido el visto bueno de CNMV. Esto  supone un hito muy importante para seguir ofreciendo a nuestros inversores y empresas los máximos estándares de calidad y seguridad y nos anima a seguir creciendo”.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

El porqué del éxito del Crowdfunding a pesar de…

Según un estudio de la Universidad de Cambridge, “The European Alternative Finance Benchmarking Report”, el Crowdfunding movió en España durante el año 2014 62 millones de euros. Esta cifra supone un incremento notable respecto a la cifra obtenida en 2013 -29 millones de euros-, y la obtenida en 2012 -10 millones de euros.

crowdfunding

El crecimiento se dio en todos los tipos de plataformas, suponiendo las de recompensa un 56% de la cifra global de capital financiado, con 35 millones de euros.

Es interesante el crecimiento experimentado también en las plataformas de crowdlending, que gestionan préstamos P2P (Peer to peer o préstamos entre particulares). Ejemplos: Comunitae, Zank, Lendico (fundada en Diciembre de 2013 por la incubadora alemana Rocket Internat Gmbh) y Arboribus.

En lo que se refiere a “equity crowdfunding” destacamos la buena marcha de The Crowd Angel, Inverem, Socios e Inversores y Seedquick.

En el contexto Europeo España es el segundo país con más plataformas (34), pero existe una mayor resistencia a utilizar el crowdfunding como vehículo alternativo de financiación.

España se sitúa en el 10ª lugar respecto al volumen de financiación alternativa per cápita, por debajo de países como Estonia, Países Bajos, Suecia o Islandia.

El informe de la Universidad de Cambridge también menciona lo restrictivo de la legislación española como la causa de que ese tipo de financiación no se haya extendido entre las pequeñas y medianas empresas. Recordemos que los inversores no acreditados no pueden depositar más de 3.000 € por empresa, ni más de 10.000 € por año y plataforma (los inversores acreditados no tienen límite). Las startups españolas que recurran al equity crowdfunding a través de inversores acreditados tienen un límite de financiación por esta vía de 5 millones de euros, las que acudan a inversores no acreditados tendrán un límite de 2 millones de euros. Además la cuantía de financiación obtenida vía equity crowdfunding nunca podrá superar el 125% del objetivo o necesidad inicial.

 A pesar de este contexto legislativo analizamos las claves del éxito del Crowdfunding:

–       Desarrollo tecnológico. Las innovaciones tecnológicas facilitan el contacto entre inversores y emprendedores, y permiten agilizar los cálculos de los “scoring” –riesgo crediticio– de este tipo de operaciones.

–    Necesidad de financiación. La crisis financiera abrió la puerta a fórmulas alternativas de financiación para proyectos de mayor riesgo.

–     Búsqueda de mayor rentabilidad por parte de los inversores en estos mercados alternativos como consecuencia de los descensos de los tipos de interés.

–       Menos coste de transacción en estas fórmulas alternativas.

–       El Valor de la Comunidad. Una campaña de crowdfunding supone un testeo del éxito en el mercado del producto o servicio a lanzar. Los microinversores se convierten en embajadores del proyecto.

–   Aumento de los ingresos. Según Forbes los proyectos financiados vía Crowdfunding aumentan sus ventas un 341% una vez superada con éxito su campaña.

–   Acceso a otras inversiones. Forbes también señala que el 43% de los emprendedores que superan la primera ronda de financiación llegan a entrar en contacto posterior con inversores profesionales.

¡Crowdfunding es Innovación en la Financiación!.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Crowdfunding o Micromecenazgo para financiar tu proyecto cultural

Hace ya algunas semanas tratamos en tema del crowdfunding mostrando algunos ejemplos reales pero, en esta ocasión lo vamos a plantear desde el punto de vista del micromecenazgo para financiar un proyecto cultural.

 

crowdfunding y mecenazgo cultural

(Imagen: travelwithopera.wordpress.com)

La traducción literal del término “Crowdfunding” es “Financiación colectiva” o “Financiación por multitudes”.

La prolífica industria cultural española, creativos culturales emprendedores, fundaciones, instituciones…, etc. generan y promueven constantemente interesantes proyectos culturales, con fines lucrativos o sin ellos. La cultura tiene un innegable impacto dinamizador en la economía -potencia el capital humano y cataliza otras actividades, como el turismo, por ejemplo-, además de ser el bálsamo, la identidad, el timón y seguramente la “chispa” de nuestro sistema social. En España, el sector cultural supone un 3,4% del PIB, con un volumen de unos 35.759 millones de euros.Está por encima del sector energético (2,7 % ) e incluso del agrario (2,3%) (Fuente: INE).

Los proyectos culturales necesitan financiación externa una vez agotados los recursos propios, o de familiares y amigos, o de las instituciones públicas, cuya capacidad de subvencionar actividades culturales, especialmente las que no persiguen beneficio económico inmediato, ha quedado mermada con la crisis económica.

¿Queremos producir una película, editar un libro, un disco, reconducir un club literario, restaurar el activo patrimonial de una fundación, organizar un concierto y la financiación es nuestro mayor obstáculo?. Apliquemos el refrán “Divide y vencerás”,dividiendo nuestro problema en partes más simples tantas veces como sea necesario, hasta que la resolución de las partes se torne obvia y… nos encontramos con el concepto de “Micromecenazgo”. La multitud (“the crowd”) financia a través de aportaciones individuales minúsculas proyectos culturales masivos. Y, ¿cómo?. A través de la Red, de Internet, del mundo 2.0 (Plataformas, Redes Sociales, Blogs… etc.), que convierten las tareas de conectar artistas y emprendedores con la comunidad de microinversores, con el público, y la de gestionar las transferencias de las microaportaciones con total fiabilidad -tarjetas de crédito, PayPal- en sencillas, intuitivas, y además aportando a la ardua tarea de la búsqueda de financiación un toque más estimulante, ameno y social.

¿Y qué obtiene el microinversor a cambio de su aportación?. La respuesta a esta pregunta nos acerca a los cuatro tipos de Crowdfunding existentes:

  1. Ofrecemos al mecenas una recompensa, en forma de producto (una entrada para una película, un disco, un libro que anunciamos mostrando un avance o tráiler) o servicio (una visita guiada, una clase de técnica vocal, una cena con el artista), o simbólica (una mención en los créditos, un vídeo dando las gracias)… la definición de la recompensa ofrece un campo creativo apasionante. Este modelo supone una “pre-venta” de la obra o proyecto del artista, con todo lo que de contrastación de mercado, así como de implicación del público en el proceso de creación conlleva
  2. Si el microinversor no recibe nada a cambio de su aportación estamos ante el caso de una donación, frecuente en proyectos presentados en organizaciones sin ánimo de lucro
  3. Si obtiene el retorno además de su aportación de un interés adicional nos encontramos con un “préstamo masivo”, “Crowdlending”
  4. En ocasiones el proyecto remunera a sus mecenas con participaciones en la empresa cultural, con las rentabilidades futuras que éstas puedan generar. Es la inversión en versión “Crowd”.

¿Estamos ante un nuevo fenómeno? Beethoven ya financiaba sus proyectos captando micro mecenas; en 1884 el periodista Joseph Pulitzer lideró una campaña de Crowdfunding que recaudó microaportaciones para el montaje de la Estatua de la Libertad en Nueva York; en 1989 Extremoduro financió por esta fórmula su disco “Rock Transgresivo”; en 1997 el grupo de rock inglés Marillion sufragó el coste de su gira por EE.UU a través de financiación colectiva.

Por lo tanto el “Crowdfunding” no es novedad. Ahora bien, Internet, al difundir este fenómeno de forma tan viral, lo ha convertido en un nuevo paradigma en la financiación de proyectos y en la forma de llevarlos a cabo.

En España el proyecto cultural más popular financiado (400.000 €) por esta vía ha sido el largometraje “El Cosmonauta”, pre estrenado recientemente (14 de Mayo de 2013).

Las plataformas Crowdfunding a nivel internacional más populares son Kickstarter.com e Indiegogo.com. En España destacamos para el ámbito cultural Verkami.com, Goteo.org, Lanzanos.com, Latahonacultural.com, Ulule.com, Impulsa´t, Libros.com, Kifund.com, Cabaretcrenom.com, Potlatch.es, Joinmyproject.com, Yuujoo.com y Alzate.com, entre otras.

Como dato  final, decir que según el estudio de RTVE “¿Funciona el Crowdfunding en España?”, a fecha 2 de Octubre de 2012, el 73% de las campañas de Micromecenazgo planteadas en España han tenido éxito. Es el momento de democratizar la financiación de nuestra cultura.

Y si te ha gustado este artículo ¡compártelo! y suscríbete a nuestro blog vía correo electrónico para que te lleguen nuestras actualizaciones

 

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!