Archivo de la etiqueta: deudas

Consejos para adquirir un negocio de traspaso

En este artículo vamos a ofreceros algunos consejos que debéis  tener presente en caso de que queráis emprender adquiriendo negocios que ya están en funcionamiento, lo que popularmente se conoce como “traspaso de negocio”.

traspaso-negocio

En primer lugar conviene señalar que la figura de “traspaso de negocio”, como tal, no está regulada en ninguna normativa. Bajo esta definición podemos encontrarnos varios casos, entre los que destacan tres posibilidades:

  1. Traspaso como cesión del local de negocio.– La Ley de Arrendamientos Urbanos en su Art. 32  regula la cesión del contrato de arrendamiento. Simplemente es ocupar la posición jurídica del arrendatario frente al arrendador.
  2. Traspaso con venta de un patrimonio empresarial.- Se compra una serie de activos de la empresa en funcionamiento, tanto materiales (maquinaria, mobiliario, instalaciones, …) como inmateriales (fondo de comercio, clientela, …). Quizás el traspaso más común sea una mezcla de la primera y ésta, es decir,  comprende tanto la cesión del contrato de alquiler como la compra del patrimonio empresarial (activos del negocio,  fondo de comercio, …).
  3. Traspaso como venta de empresa.- aquí se produce la transmisión jurídica de la empresa, adquiriendo las participaciones de la misma. Se da en entidades mercantiles (S.A., S.L., …) y obviamente contiene las dos anteriores, tanto la cesión del local de negocio como la adquisición del patrimonio empresarial. Es la menos traumática en cuanto a burocracia porque no exige apenas cambios, pero es la más peligrosa porque asumimos el estado de la empresa al producirse una subrogación total.

Una vez explicados los diferentes tipos de traspasos que nos podemos encontrar, vamos a dar una serie de pautas a tener en cuenta antes de firmar un traspaso:

  • Comprobar que el negocio cuenta con la licencia adecuada y asegurarnos si debemos realizar algún tipo de obra para adecuarnos a las ordenanzas municipales en vigor, por ejemplo obras de accesibilidad, ruidos, etc. Para ello conviene que el emprendedor se acerque a los servicios de Urbanismo del Ayuntamiento correspondiente. Es importe conocer los costes de ese posible cambio de titular.
  • Asegurar que no existen deudas pendientes, por ejemplo con el  Ayuntamiento, pagos adeudados a proveedores, o  nóminas impagadas de trabajadores. No siempre el nuevo empresario se subroga en todas las deudas del negocio anterior, dependerá del tipo de “traspaso” que finalmente se realice. Es especialmente importante en el caso de compra de la empresa explicado anteriormente.
  • Analizar el contrato de alquiler en vigor. La Ley de Arrendamientos Urbanos  ofrece al arrendador el derecho a elevar el precio de la renta del 20% en el caso de cesión de contrato de alquiler. También es importante conocer los años restantes de contrato de alquiler. Se recomienda negociar con el propietario un nuevo contrato de alquiler y así disponer de nuevas condiciones.
  • Analizar la viabilidad económica del negocio. La cuenta de pérdidas y ganancias  nos arrojará información sobre las ganancias anuales, así como los gastos del negocio. Es importe solicitar también modelos fiscales para comprobar que los resultados dados son los oficiales (IRPF, IS, IVA, …). En cualquier caso es conveniente que, al margen de los datos que os faciliten y que os darán información interesante de la evolución económica del negocio, realicéis vuestro propio plan de negocio, en el que cuantifiquéis la inversión que vais a tener que hacer frente, así como la tesorería  que debéis dotar al  negocio.
  • También se aconseja realizar un personal estudio de mercado para ver el funcionamiento real del negocio, si tiene buena imagen, si tiene clientela, competencia, política de precios, …
  • Examinar los bienes que figuran en el inventario (mobiliario, maquinaria, existencias…). Muchas veces se venden los bienes a un precio de compra sin tener en cuenta la amortización y deterioro que han tenido los mismos.

Con todas esas recomendaciones podemos hacernos una idea de cuál sería la cantidad adecuada a pagar en un traspaso. Nunca debemos pagar más de lo estimado en nuestro estudio, porque entonces la viabilidad del negocio quedaría gravemente afectada.

Una buena gestión de un traspaso de negocio puede resultar una buena oportunidad de emprendimiento, ya que se adquiere un negocio que ya está acondicionado y reformado, con una clientela hecha, una ubicación…, un buen indicador también es que el empresario que traspasa el negocio se ofrezca a tutelar al emprendedor en la  gestión del mismo, durante un plazo de tiempo, así como para procurar una transición del mismo que no sea “traumática” para la clientela.

Si estáis pensando en emprender y habéis visto alguna oportunidad de traspaso de negocio, no dudes en ponerte en contacto con nuestro servicio de emprendedores, desde el que te facilitaremos toda la información y asesoramiento necesario.

Servicio de creación de empresas FER

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!

Consejos prácticos para gestionar tu flujo de caja cash flow

¿Sabías que un mal control del flujo de caja, es la principal causa de que las empresas dejen de existir? Por lo tanto el llevar al día el pago de tus proveedores, pagar las cuotas de los préstamos y las nóminas de tus empleados, debe ser uno de los objetivos principales de los gestores de las empresas, ya que los retrasos en los pagos afectan en la imagen y la credibilidad de la empresa negativamente.

flujo-de-caja

Podemos definir el flujo de caja o “cash flow“, como los recursos generados por la empresa, es decir los cobros de un periodo menos los pagos realizados en el mismo. La diferencia entre los ingresos y los pagos es el flujo neto caja, el cual constituye un importante indicador de la liquidez de la empresa, ya que si éste es negativo no sería sostenible durante mucho tiempo nuestra empresa.

Alguno de los ejemplos que pueden ocurrir son: si tienes un bar y tus empleados invitan a sus amigos, o si tienes un almacén en el que las existencias desaparecen y nunca se sabe el motivo, o desde administración no se factura lo que se vende, o no se reclaman los cobros pendientes, entonces te encuentras ante algunos graves problemas que pueden hacer fracasar tu negocio, ya que no estás controlando tu flujo de caja. Es importante destacar que el flujo de caja se basa en la liquidez y no en la rentabilidad, ya que no es lo mismo vender que cobrar; y si vendemos mucho pero no cobramos, podemos tener mucho beneficio, pero la empresa puede entrar en concurso de acreedores por incapacidad para afrontar sus pagos.

Te damos algunos consejos que te pueden ayudar a gestionar el flujo de caja:

1. Realiza previsiones realistas que contemplen todos los costes y sus previsiones en un periodo de tiempo.

2. Control exhaustivo de los cobros, que empieza desde el mismo momento de la emisión de la factura. Es conveniente tener definido un protocolo de actuación en caso de que se produzcan retrasos en los pagos de los clientes y cuanto antes se inicie el protocolo más posibilidades tendremos de cobrar la deuda.

3. Hacer control de las existencias es algo fundamental, aunque en ocasiones se pospone hasta el recuento anual. Un exceso de compras supone la inmovilización de tesorería en el almacén, mientras que una rotura de stock hace que podamos perder oportunidades de materializar ventas.

4. Llevarse bien con tus prestamistas, tanto acreedores como banqueros, ya que facilitará la obtención de crédito cuando sea necesario.

5. Asegúrate de tener una línea de crédito con tu banco. Es necesario tenerla negociada antes de que sea necesario.

6. Revisa siempre al detalle todos tus gastos, en lo relativo a su necesidad y formas de pago. 7. Anticípate a los problemas, vigilando la evolución del mercado y también las cuentas de tus clientes.

Alberto Llamazares Galván IG ASESORES

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!