Archivo de la etiqueta: elección

7 elecciones que cada emprendedor debe tomar

A lo largo del camino, existen lecciones claves para vivir una vida sin arrepentimiento y construir un negocio que crea libertad.

“Un día te despertarás, y todo el arrepentimiento de no haber hecho lo que deseabas caerá sobre ti. Y quizás, cuando llegue ese día, será muy tarde para volver a intentarlo.”

7 elecciones que cada emprendedor debe tomar imagen

Aquí se presentan siete opciones de las cuales te arrepentirás si no haces algo al respecto hoy mismo.

  1. No vivir a plenitud.

Demasiado a menudo, dejas que tus dudas y miedos te retengan de la vida asombrosa que podrías estar viviendo. Existen tantas cosas que quieres hacer en la vida, pero nunca lo haces.

Vivir de forma plena no significa que te vayas a hacer paracaidismo cada dos días o que dejes tu trabajo en el acto. Significa no detenerse. Persigue esos sueños y trabaja duro en los objetivos que has establecido. Ignora las dudas y crea una vida increíble.

Significa que no importa cuántas veces te caigas, te recuperas y sigues empujando hacia adelante. No te conformas hasta haber construido el negocio de tus sueños.

  1. No crear metas grandes y perseguir tus sueños.

La mayoría de las personas pasan de 40 a 60 horas de la semana en el trabajo. Cuando pasas tanto tiempo haciendo algo, afectará tu vida de una forma u otra. Si estás haciendo un trabajo o un negocio que te hace miserable, cada otra parte de tu vida se verá afectada.

Hay oportunidades a tu alrededor. Los emprendedores están haciendo de sus sueños una realidad a medida que estás leyendo esto. No va a ser fácil y tomará tiempo, pero valdrá la pena. Crea metas que te lleven hacia una mejor vida personal y laboral, y luego trabaja haciéndolas realidad.

  1. Acumulando demasiadas cosas.

Pasas por la vida obteniendo cosas y guardándolas, con miedo de tirar aquellas que no usas. Generalmente, si no has usado algo en el último año, probablemente no lo necesites (puede haber excepciones, por supuesto). Eso crea el desorden que conducirá al estrés.

Al final de tu vida, no recordarás nada de eso, pero recordarás experiencias increíbles. Lo “material” no es sólo artículos físicos. Incluye el desorden mental y las malas relaciones.

Límpiate de todo lo que no encaja con los objetivos y tu “por qué”. Disfrutarás de libertad y claridad una vez que lo hagas.

  1. Dejar que la envidia te desvíe.

Lamentablemente, la envidia es una parte de la naturaleza humana, pero hay algunos empresarios que saben cómo hacer frente a ella. Si no puedes controlar la envidia, definitivamente vas a vivir una vida de arrepentimiento que te descarrilará a diario.

Las redes sociales hacen que sea más fácil ver el éxito de los demás y que esto te afecte. Sé agradecido por tu vida. Puede que no tengas tanto otro emprendedor, pero lo harás si haces algo al respecto.

  1. Compararte constantemente con otras personas.

Compararse con otros sólo lleva a la amargura y la angustia. Tu viaje es tu viaje y no debes compararte. Haz cambios a tu propio ritmo. Cuando te enfocas en lo que hace otra persona, pierdes de vista tu camino y te caes.

  1. Dejar que las personas negativas te contengan.

Te emociona la idea de contarles a tus amigos o familiares acerca de los cambios que estás haciendo en tu vida. A veces, ellos no se mostrarán tan emocionados como tú e incluso podrían ser negativos. Si quieres seguir adelante, tienes que mantenerte alejado de las personas negativas. Las personas negativas no están contentas consigo mismas y envenenarán tu progreso.

  1. Dejarlo para mañana.

Siempre piensas que tienes más tiempo pero nada te garantiza un mañana. Cada día es un regalo que debes vivir como si fuera el último. El momento de comenzar es hoy porque mañana quizá no llegue.

Comienza hoy y mañana estarás más cerca de vivir su sueño. Comienza hoy y no morirás con pesar en tu corazón. Perseguir tus sueños y construir un negocio es un trabajo duro. Hay muchos altibajos. Hay muchos días en los que desearás renunciar.

Lo mejor que puedes hacer es tomarlo un día a la vez. En lugar de enfocarte en los grandes cambios que quieres hacer, enfócate en despertar y hacer lo que tienes que hacer ese día. La vida es demasiado corta para pasar ni un solo momento miserable.

Persigue esos sueños, construye tu negocio y crea una vida asombrosa. Llega al final de tu vida con una sonrisa en tu cara sabiendo que tienes pocas cosas de que arrepentirte.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!