Archivo de la etiqueta: políticas monetarias

Política Monetaria: El Banco Central Europeo y sus funciones

¿QUIÉN VELA POR LA ESTABILIDAD DE LOS PRECIOS Y EL VALOR DEL DINERO?

En la zona Euro el principal agente económico en Política Monetaria es el Banco Central Europeo, que supervisa, por tanto, un territorio que trasciende las fronteras de los estados nacionales que conforman dicha zona euro.

(Foto: Rankia.com)

Su principal función es garantizar la estabilidad en los precios y ser el guardián último del valor del dinero.

El valor intrínseco del dinero es intrascendente. Lo que otorga valor al dinero es su aceptación como medio de cambio, y la confianza de los ciudadanos en considerarlo como tal.

Hoy en día el valor del dinero se mide por su poder adquisitivo, esto es, por el valor de lo que se puede adquirir con él. La principal función de un banco central es velar por la estabilidad de dicho poder adquisitivo, supervisando el equilibrio entre el dinero en circulación y los productos que se pueden adquirir con él. Esta es la forma de proteger el valor de una moneda.

La complejidad de los sistemas económicos modernos es notable. EL BCE participa en toda una serie de actividades para mantener su correcto funcionamiento.

– Define y ejecuta la Política monetaria dentro de la zona Euro.

– Emite billetes.

– Efectúa operaciones en el mercado de divisas comprando y vendiendo moneda según lo estime pertinente.

– Mantiene gestionadas las reservas de divisas.

– Se ocupa de que las entidades de crédito estén saneadas y disfruten de la solvencia suficiente.

– Garantiza el buen funcionamiento de los sistemas de pago de toda la zona del Euro, a fin de que las operaciones interbancarias se realicen con rapidez y eficacia.

Desempeña esta labor con estrecha colaboración de los bancos centrales europeos nacionales de la zona euro. Todos los Gobernadores del los Bancos Centrales Europeos, junto con el Comité Ejecutivo constituyen el Consejo de Gobierno del BCE, el máximo órgano rector del BCE.

Los Bancos Centrales Nacionales son accionistas del BCE. Su participación depende de la población y del PIB nacional.

El Euro es una realidad y los precios de la zona euro se mantienen estables, lo que significa que el Banco Central Europeo funciona.

POLÍTICA MONETARIA

El principal objetivo de la Política Monetaria dentro del Eurosistema es la Estabilidad de Precios. La estabilidad de precios contribuye al aumento de la actividad económica y del empleo, al garantizar el uso eficaz y productivo de los recursos.

Para analizar la evolución de los precios el BCE realiza una valoración de lo que los ciudadanos pagan por los bienes y servicios en la zona euro, mediante un instrumento llamado Índice Armonizado de Precios al Consumo (IAPC). El Euroestat, la oficina estadística de la UE con sede en Luxemburgo se encarga de calcular el IAPC, un índice basado en una cesta de precios cuyas 2/3 partes son alimentos, productos industriales y energía. El tercio restante corresponde a servicios. EL BCE definió como objetivo mantener el incremento interanual de los precios de consumo en la zona euro por debajo del 2%, y la tasa de inflación por debajo del 2%, pero próxima a este valor.

Aunque la inflación implica un coste, mantenerla cerca del 2% implica tener un margen frente a la deflación, fenómeno que implica también consecuencias muy negativas.

La influencia del BCE sobre el nivel de precios no es inmediata. Sus acciones tienen efecto entre 1 y 3 años. Por lo tanto, su objetivo es la estabilidad de precios en el

Para lograrlo fundamenta sus acciones en dos tipos de análisis: análisis económico y análisis monetario, los dos pilares para definir su estrategia.

En el ámbito del análisis económico el BCE estudia los siguientes indicadores: Salarios, precios del petróleo, tipos de cambio, tipos de interés a largo plazo, medidas de actividad económica real y de política presupuestaria, encuestas de confianza de empresarios y consumidores, precios de la vivienda y tendencias de los mercados financieros, así como las predicciones de las principales variables macroeconómicas.

Sólo podrá desencadenarse una tendencia inflacionista en el largo plazo si el BCE permite un incremento del dinero en circulación. Por esa razón el análisis monetario deberá complementar al análisis económico. El análisis monetario se basa en una medición de la cantidad de dinero en circulación denominada M3, que incluye billetes, depósitos bancarios y otros activos convertibles fácilmente en efectivo.

El análisis monetario sirve como medio para verificar a más largo plazo las indicaciones que el análisis económico suministra para el corto y medio plazo.

Así el Banco Central Europeo realiza una Valoración real sobre los riesgos de la evolución de los precios para definir sus actuaciones (estrategia) e influir en la economía.

En el próximo artículo: “¿Cómo consigue el BCE influir en la Economía?”.

¿Te ha resultado interesante? ¡compártelo!